Protagonistas Hace 4 meses

El video de Sergio García lanzándole un palo a su caddie en el Open

El récord de Sergio García muestra que no ha ganado en ningún campo de golf en 2019, pero el español ha perdido aún más este año en la corte de la opinión pública.

El martes, un video impropio de García tomado por un fanático en el Open Championship se volvió viral. En el clip de 20 segundos, García pega su golpe de salida en el quinto hoyo en Royal Portrush durante la ronda final. Claramente disgustado con el resultado, García lo arroja sobre su hombro a su caddie mientras caminan fuera del box de salida, provocando un grito ahogado de la multitud. Mira y escucha:

García pasó con doble bogey por ese hoyo. Lanzó una ronda final de 78 para caer en la tabla de clasificación y terminar en un empate en el lugar 67.

Agregar otra capa a este incidente es decir quién fue el caddie de García para el evento: Víctor García. El hermano del jugador

Cabe señalar que el video es difícil de ver y no conocemos el contexto completo. Quizás, así es como los García se muestran afecto el uno por el otro.

Esta es la segunda vez que García ha sido criticado duramente por un video grabado por un fanático durante un torneo. En febrero, en el Saudi International del European Tour, apareció un clip del campeón de Masters 2017 en el que enojado golpeó su palo en un búnker varias veces. García fue descalificado del evento por “mala conducta grave” después de ser acusado de dañar los greens a propósito.

“Me siento muy mal por eso”, le dijo García a AP en su siguiente torneo. “Lo he estado pensando durante la última semana, todos los días. Soy un jugador emocional. Esa emoción es probablemente mi mayor fortaleza, pero también es uno de mis mayores defectos. Si lo canalizo de la manera correcta, es increíble. Creo que es por eso que la gente me sigue como lo hace. Si lo canalizo por el camino equivocado, es demasiado extremo. Mi objetivo es asegurarme de que lo malo mejore y que lo bueno se mantenga”.

A juzgar por este fin de semana, parece que Sergio todavía tiene mucho trabajo por hacer.