Instrucción Hace 3 semanas

Cómo hacerlo cuando solo tienes un tiro, por Butch Harmon

Este verano llegué a experimentar la versión del tiro de salida inaugural pero en el béisbol. Como homenaje durante el Houston Open 2019 del PGA Tour, realicé el primer lanzamiento en el juego de los Astros el 23 de julio. Con algunas respiraciones profundas y un pequeño consejo en mi cabeza (apunta alto), arrojé una muy buena, como dijo Bob Uecker en “Major League”, apenas afuera.
La gente me pregunta si estaba nervioso y qué estaba pensando allá afuera. En el camino hacia el montículo, me dije: Aquí pueden suceder dos cosas, una buena o una mala, así que hazlo. Lo primero que me llamó la atención fue lo alto que se siente estar en el montículo de un lanzador. Realmente estás tirando cuesta abajo. En cuanto a mis nervios, no tuve mucho tiempo para pensarlo. Había sido un largo día de reuniones y de atender a la prensa para el Houston Open, por lo que ni siquiera tuve la oportunidad de lanzar algunas bolas para calentar, exactamente lo  que ¡Les digo a mis jugadores que nunca se salten!

En las semanas previas al partido, había ido a un lugar de entrenamiento bajo techo un par de veces con dos ex jugadores de béisbol que viven cerca de mi casa, Tyler y Cooper Kitrel. Me dieron algunos consejos para lanzar: Olvídate de la técnica. Simplemente gira, gira las caderas y listo. Suéltala hacia arriba. El pensamiento que tTerminé usando en el montículo fue “lánzala sobre la cabeza del receptor. Estoy convencido de que así es como lo logré. Una cosa era segura: no iba a quedarme corto y ser abucheado.

Puedes verme aquí con mi camiseta honorífica. ¿Por qué 75?
Mi edad. Con 38,000 fanáticos en el estadio, les diré que estaba contento con el resultado. Mi punto de partida para los golfistas es que, cuando te encuentres en una situación difícil, no lo pienses demasiado. Cuanto más te demoras, tratando de controlar la situación, más tensión creas. Como dije, algunas respiraciones profundas y un pensamiento positivo. Prueba eso en el tee del uno la próxima vez.