Protagonistas Hace 2 años

Sr. Simpatía ¿Quiénes son los ‘buenos muchachos’ en el PGA Tour?

De izquierda a derecha Rory McIlroy (empatado 12do en nuestra encuesta), Brandt Snedeker (8), Adam Scott (empatado 2do) y Justin Rose (9).

Siempre educado y con los pies sobre la tierra, Jordan Spieth encabeza nuestra última encuesta de los Buenos Muchachos del golf profesional.

El doble ganador de majors se benefició con una crianza que le enseñó a nunca perder esa cualidad muchas veces evasiva conocida como perspectiva.

En cuanto a su educación profesional – a los 23 Spieth ya está en su quinto año en el tour – no le faltan modelos. Estos incluyen a Ryan Palmer, Zach Johnson, Webb Simpson, Bill Haas y Rickie Fowler, a quien Spieth describe como “increíblemente generoso con su tiempo y con más energía de la que él podría llegar a tener.”

Pero la persona que mayor impresión le ha causado a Spieth es el amable Steve Stricker, quien había ganado este honor la última vez que hicimos esta encuesta hace cuatro años. Ellos crearon un vínculo de amistad durante la Copa Presidentes en 2013, en Muirfield Village, Dublin, Ohio.

Siempre educado y con los pies sobre la tierra, Jordan Spieth encabeza nuestra última encuesta de los Buenos Muchachos del golf profesional.

“Muchísimos jugadores de distintas generaciones me han ayudado,” dice Spieth, quien tiene un don para mostrar madurez, “pero el que se destaca es Steve. Qué modelo más increíble. Él es ganador del premio Payne Stewart, él ganó este premio y obviamente fue por el tipo de persona que es. Alimentar una relación con una persona como él al inicio de mi carrera fue importante. Casi que ha adoptado un rol de padre. No le va a gustar que haya dicho eso, pero he sido bendecido.”

Jugadores, caddies, periodistas, varios oficiales de golf y gente de la revista participó en nuestra votación de los Buenos Muchachos. Limitamos los candidatos a jugadores de menos de 50 años, motivo por el cual Stricker (quien cumplió 50 este año) no es finalista esta vez. Los miembros del tour fueron calificados según varios criterios, incluyendo trato a los seguidores, ser un buen modelo, tratar a la “gente pequeña” bien en el tour o simplemente ser “agradable cuando nadie está viendo.”

Jason Day agregó una grieta al scoring, algo que no habíamos considerado: “La única manera que yo veo esto es, en el calor de la competencia, ¿es fácil jugar con ellos? ¿El primer jugador que mencionó? Jordan Spieth.

En un empate por el segundo lugar están Tony Finau, otro jugador joven y el campeón del Masters 2013 Adam Scott de Australia. Stewart Cink, durante mucho tiempo un favorito de los medios, fue cuarto y Fowler completó los cinco primeros.

Si Spieth tuviera una cualidad predominante, sería su humildad. Una vez le preguntaron sobre esto y respondió, “el que yo hable de mi humildad es muy difícil, porque no sería humilde.” Touché.

Una persona tiende a madurar más rápido cuando se enfrenta a las realidades de la vida. En el caso de Spieth, creció con una hermana con necesidades especiales. Su hermana Ellie nació con un trastorno neurológico. Eso te mantiene los pies sobre la tierra, incluso después de ganar nueve títulos del PGA Tour, el más rápido en llegar a esa cifra desde Tiger Woods.

No es sorprendente que Spieth haya establecido una entidad de caridad a los 20 años, y que haya evolucionado hacia la Jordan Spieth Family Foundation, la cual apoya a jóvenes con necesidades especiales, golf de menores, familias de militares y la lucha contra el cáncer pediátrico. Y tampoco sorprende que le haya dado el reconocimiento a su agente, Jay Danzi, y su personal por el empuje organizativo para hacer despegar a su fundación.

“Lo especial es que podemos ayudar a mucha gente mientras seguimos descubriendo qué queremos hacer con esta fundación,” dice Spieth, quien habló largo y tendido sobre su ambición para ayudar a otros. “He disfrutado y tiene mucho significado poder destinar dinero a mucha gente que realmente lo necesita, pero mirando hacia adelante, nuestro futuro es mucho más brillante. Cuando miro cómo ha sido mi vida, lo que hemos logrado [con la fundación] será más importante que cualquier cosa que haga en golf.”

Los primeros 30 Buenos Muchachos.