Instrucción Hace 3 semanas

No se quede corto, dele a cada putt la oportunidad de entrar


Nadie toma el address y piensa, quiero dejar este putt corto. Sí, es una epidemia en el golf de aficionados. Repase su última vuelta. De los 18 primeros putts que jugó (suponiendo que no la embocara de afuera ni se la guardara en el bolsillo), ¿cuántos de ellos llegaron al hoyo? Si dijo 16 o más puede dejar de leer. Usted es bueno. Cualquier número inferior a ese seguro le viene bien un poco de ayuda.

¿Entonces cuál es el problema? Yo sé que no tiene miedo de embocar más putts. Si tuviera que adivinar, le diría que es su ritmo; ¿o debería decir ritmos? Usted está cambiando la velocidad del golpe de putt a putt y por ende no puede controlar cuán lejos rodará la bola.

Necesita pegar todos los putts con el mismo ritmo – y no cualquier ritmo. Al usar un metrónomo para medir la velocidad del golpe, hay estudios que demuestran que la mayoría de los grandes jugadores hacen el swing hacia atrás y a través en un ritmo de 72 a 80 pulsaciones por minuto. Lo único que varía para regular la distancia es la longitud del golpe.

Si quiere incorporar la sensación de este ritmo, puede descargar una aplicación de metrónomo en su celular y practique mientras escucha el ritmo. Pero si lo suyo no es la tecnología, solo recuerde esto: si cuenta mentalmente: uno, dos, tres, cuatro y lleva el putter hacia atrás en el tres y hace el swing a través en el cuatro ha logrado el ritmo profesional que necesita para controlar la distancia.

SCOTT WICKHAM es uno de los Mejores Instructores Jóvenes de Golf Digest. Es director de instrucción en el Avila Golf & Country Club en Tampa.