Instrucción Hace 2 semanas

Tres movimientos que ayudan a encontrar el “sweet spot”, por Butch Harmon

Se habla tanto del impacto y de las posiciones del cuerpo y del palo. Pero cuando la cabeza del palo se mueve a 144 kilómetros por hora es imposible controlar las posiciones exactas. En cambio, piense en grande: piense en movimientos. Mejorará el impacto sin obsesionarse con el golpe en sí.
Empecemos con el movimiento de la parte inferior del cuerpo. Puede ver en la foto de arriba cómo mi rodilla derecha está metiéndose hacia adentro – eso es importante.
Demuestra que mi peso se está moviendo hacia el costado de adelante lo cual debería suceder a través del swing hacia adelante. La transferencia del peso es vital porque cuando se está moviendo hacia adelante tiene una buena oportunidad de pegar primero a la bola y después al piso. Si el peso se queda atascado sobre el pie posterior o, peor aún, se está alejando del objetivo, llegará a la base del swing detrás de la bola.
Luego note que mi brazo derecho se está extendiendo hacia abajo y hacia afuera hacia el objetivo. Un segundo antes mi codo hubiera estado flexionado y cerca de mi cadera derecha. Este enderezamiento del brazo de atrás lanza la cabeza del palo hacia la bola y luego el pasto. Si su brazo no se extiendo completamente nunca impactará la bola en el medio de la cara del palo. Lo más probable es que la cucharee alzándola del suelo en vez de pegar hacia abajo y a través. (Ese lindo divot significa que lo estoy haciendo bien.)
Para finalizar: la cara del palo está cerrándose a través del golpe. En el impacto la cara hubiera estado mirando directo al objetivo, pero aquí la punta se ha adelantado al taco. ¿Eso significa que la cara está cerrada? Para nada – está en escuadra. La cara está rotando hacia la izquierda a medida que la cabeza se arquea hacia la izquierda luego del impacto. Una vez más piense en estos como movimientos, no como posiciones estáticas que debería monitorear. El impacto no es el destino – usted solo está pasando por ahí.

BUTCH HARMON es profesional instructor de Golf Digest.


Consejo de práctica: tómelo con calma
▶ Si le está costando sentir su swing, practique en cámara lenta. No haga trampa con la longitud; haga un swing completo, solo que más lento. Es una gran manera de sentir cosas importantes, como los brazos y el cuerpo moviéndose sincronizadamente o el recorrido del swing hacia atrás y a través. Bonificación: los swings de práctica en cámara lenta en la cancha le brindan una última oportunidad de preestablecer su sensación.