Instrucción Hace 1 mes

Un remedio para los golpes débiles, aprenda a activar los músculos grandes

Muchos golfistas piensan que para pegarle más largo tienen que hacer el swing más rápido con sus brazos y desquebrar las muñecas para arrojar el palo a través del impacto. Pero es más que eso, especialmente si quiere pegar golpes sólidos cada vez que hace el swing.

Como cualquier actividad atlética donde debe lanzar o impactar un objeto, la verdadera potencia proviene de sus piernas. Visualice a los lanzadores de la Liga Mayor de Béisbol. Se empujan lo más fuerte posible aprovechando el montículo antes de que el brazo lanzador suelte la bola. Si no se impulsaron desde el caucho del montículo con la pierna de atrás, y utilizaron solamente sus brazos para crear velocidad, sus carreras estarían terminadas.

Es por lo que me encanta lanzar la pelota suiza para entender el rol de mis piernas en la creación de un swing de golf poderoso. El peso de la pelota suiza hace que usted use de manera intuitiva los músculos más grandes de las piernas y los abdominales superiores – sino no podría lanzarla demasiado lejos. Si prueba este ejercicio asegúrese de utilizar una bola que no sienta demasiado liviana. Y cuando gire y lance la bola imitando un swing, mantenga la parte superior de los brazos cerca del cuerpo. Sienta como si estuvieran pegados a sus costados, para que la energía para el lanzamiento provenga de un empujón desde el suelo con las piernas y un giro descargado con el torso.

Una vez que pueda lanzar la pelota suiza de manera poderosa, incorpore un movimiento similar del cuerpo a su swing. Sin buscar pegarle más fuerte con los brazos, su cuerpo lo ayudará a comprimir la bola como nunca antes.

BOBBY CLAMPETT opera la Impact Zone Golf Academy en Naples, Florida.