Recomendados Hace 3 años

Muirfield votará nuevamente sobre la incorporación de las mujeres

murfield-clubhouse-scotlandPasaron casi ocho meses desde que Henry Fairweather, capitán de la Honorable Compañía de Golfistas de Edimburgo se paró en frente del viejo clubhouse que está detrás del hoyo 18 en Muirfield y anunció el resultado del voto para permitir mujeres miembros por primera vez en el club. En esa ocasión, los que estuvieron a favor se quedaron cortos por 14 votos (un 3 por ciento) de la mayoría de dos tercios necesaria por la constitución del club. No importa, pocos minutos después de que la R&A anunciase que el Open Championship, el cual se realizó 16 veces sobre esos links, (la última en 2013 cuando ganó Phil Mickelson), no regresaría hasta que la membresía de la HCGE estuviera disponible para ambos géneros.

Ahora, no obstante, se va a realizar una segunda votación en los próximos meses. La fecha exacta todavía no se sabe. El resultado será anunciado a fines de marzo. En diciembre, cada miembro recibió un panfleto que desglosa cada aspecto de la propuesta en relación a los cambios en la política de membresía. Los hombres tendrían los mismos derechos que los hombres. Nada de habitaciones separadas. Mismo acceso a todo. Y el proceso de admisión debe ser el mismo que el de los hombres.

“Una gran mayoría de nuestros miembros votaron por el cambio. Varios hicieron notar su descontento con el resultado de la votación y con lo que pasó después”, revela Fairweather. “El comité del club considera que lo primero que se necesita es un resultado claro y decisivo a favor de incorporar a las mujeres como miembros para empezar a reparar la reputación del club tras el daño provocado por la primera votación.”

Claramente todavía hay una sensación de vergüenza entre los varios miembros del club de 373 años. Y es eso, no la posibilidad de que no haya más Opens en el club, lo que aparentemente está empujándolos a pedir una segunda votación.

“Tras la última votación quedó claro a los miembros que, si bien somos un club, hay cuestiones mucho más grandes en juego”, dijo uno de los miembros, que prefirió el anonimato. “Tenemos responsabilidades para con East Lothian y con Escocia. El Open es el cuarto evento deportivo más grande del Reino Unido y tiene un impacto económico muy fuerte.”

“Pero esta vez, la diferencia está en que el voto se está haciendo porque es lo correcto. No importa cuán tarde sea”, afirma la fuente. “No estamos votando por el Open. Financieramente no es algo fundamental para el club. Puede complicarnos en el largo plazo en términos de visitantes y la calidad del staff y los miembros. ¿Cómo se va a ver en el curriculum dentro de 10 años trabajar como greenkeeper en Muirfield? ¿Se verá tan bien como ahora? Además, tenemos que reconocer que la próxima generación no va a mirar bien ser parte de un club que excluye a las mujeres. El mundo está cambiando.”

Y parece que los Honorables Caballeros también. Al fin.