Recomendados Hace 3 semanas

El padre de Rory, Gerry, es un experto en cuanto a duelos con su hijo se trata

Uno de los mejores eventos en el calendario del European Tour tiene lugar esta semana en Escocia, el Alfred Dunhill Links Championship. Se disputa en tres canchas icónicas: el Old Course en St Andrews, Carnoustie y Kingsbarns. La otra parte interesante del evento es que es un pro-am, y al igual que el AT&T Pebble Beach Pro-Am, hay una fuerte presencia de celebridades en el field.

El field de este año incluye a Bill Murray, Justin Timberlake, jugó con Justin Rose, el actor Luke Wilson, jugó con Andrew “Beef” Johnston, y el dos veces campeón mundial de peso pesado Vladimir Klitschko, que compartió salida con Matthias Schwab.

Rory McIlroy, como lo ha hecho en el pasado, trajo a su padre, Gerry, quien se ha convertido en una celebridad a lo largo de los años, especialmente en Seminole, su club local en Florida. Traer a los padres es genial si nos preguntas, pero no fue tan genial para Rory el martes. Aparentemente, tuvo que darle a su padre cuatro tiros por vuelta, lo que no parece suficiente cuando su hijo tiene cuatro majors y 30 victorias mundiales en su carrera. Pero Gerry, un handicap 2, no se queda atrás en el campo de golf. Claramente, cuatro tiros fueron demasiado, porque Gerry no solo ganó, sino que Rory prácticamente rogó que le diera menos tiros el miércoles. Gerry obedeció, pero no sin antes hacer un comentario irónico:

Ay. Los padres siempre saben cómo dañarte, ¿no? Rory, después de quedarse sin palabras, hizo todo lo posible para recuperarlo con ese comentario de “poco para ganar” al final, pero ese drive de Gerry nos pareció muy derecho.