Central Hace 1 semana

Koepka continúa la cruzada contra el juego lento, mientras Tiger cuenta cómo los jugadores lo combaten

Brooks Koepka es el mejor jugador de golf hoy día. Y se está convirtiendo rápidamente en uno de los más francos, al menos cuando se trata de juego lento.

A lo largo de la temporada pasada, Koepka se ha pronunciado sobre los problemas de ritmo del juego, destacando al hablar de Bryson DeChambeau en febrero y expresando su frustración con J.B. Holmes en el Open Championship. Hablando con los medios el miércoles en el Northern Trust, Koepka volvió a expresar su descontento con la poca velocidad del deporte.
“Creo que se nos fue de las manos”, dijo Koepka en Liberty National. “Parece que ahora está lleno de psicólogos deportivos y todos dicen a los jugadores que no pueden pegar hasta que estén listos; que tienes que procesar absolutamente todo. Quiero decir, me tomo 15 segundos y listo, y lo he hecho bien. Así que no entiendo por qué se están tomando un minuto y medio “.

Koepka dijo que está frustrado y desconcertado por lo que hacen sus compañeros en el campo, particularmente con decisiones relativamente fáciles.

“A veces podrían estar tratando de decidir a qué palo golpear. Bueno, has tenido un día para pensarlo, y está bastante claro cuál debería ser el golpe de salida”, dijo Koepka. “Quiero decir, simplemente no entiendo, muchas veces se demoran en los tiros más simples. Los difíciles, ya sabes qué hacer con eso, pero son los más simples donde los muchachos parecen tomarse su tiempo”.

Koepka dijo que él no puede hacer mucho. que la responsabilidad recae en los oficiales de reglas para imponer ritmo.

“Lo que no entiendo es que si la tiro al agua, tengo un golpe de multa. Está en el libro de reglas”, dijo Koepka. “Y luego tienes 40 segundos para jugar nuevamente. Eso también está en el libro de reglas … Todo está en el libro de reglas. Así que apréndelo y penaliza a alguien”.

El actual jugador del año no fue el único en abordar el tema. Tiger Woods detuvo su ronda de práctica después de nueve hoyos debido a molestias físicas, pero aún así se dirigió al área de prensa para responder preguntas. Cuando se lo consultó sobre qué pensaba en relación al juego lento, el 15 veces ganador de majors mencionó cómo algunos jugadores están luchando contra el problema.
“Hemos tenido muchachos, no voy a mencionar ningún nombre aquí, está bien… Pero hemos tenido muchachos que han jugado con colegas lentos, pero ellos jugarán lento a propósito para que el que es lento habitualmente se tenga que apurar, así que el grupo jugará rápido”, dijo Woods. “Quieren jugar rápido. Y esa es su forma de combatir el juego lento, es que jugarán aún más lento”.

Desafortunadamente, dijo Woods, eso crea otro problema, ya que esa decisión crea congestión en todos los grupos que van detrás.

“Solo podemos ir tan rápido como el grupo frente a nosotros nos permita”, dijo Woods. “Es importante que el primer grupo salga y marque el ritmo, porque como ustedes saben, los tiempos se vuelven más lentos a medida que avanzan, y si el primer grupo sale lento o tiene muchas decisiones reglamentarias en su camino que esperar, tiene un mal día o lo que sea, simplemente afecta a todos detrás ellos.”

Aunque Woods dijo que el juego lento ha sido un problema desde que llegó a la gira, Koepka advirtió que no tomar medidas dañará el deporte a largo plazo.

“Quiero decir, cinco horas y media para jugar al golf es mucho tiempo”, dijo Koepka. “Todos se aburrirán”.