Recomendados Hace 3 meses

Jugadora del LPGA se retira para conservar la chance de ganar U$1 millón

Después de hacer un cuádruple bogey en el hoyo 14 del Magna Golf Club el jueves en el CP Women’s Open de LPGA Tour, Lee-Anne Pace se retiró del evento, citando una lesión en la espalda que la ha estado molestando durante toda la temporada. Esta es una noticia que habría pasado completamente desapercibida si no hubiera sido por un asunto peculiar que involucra el Aon Risk Reward Challenge.

Pace, que ocupa el puesto 132 en la lista de dinero de la LPGA con solo $ 43.433 en ganancias este año, lideró la competencia de toda la temporada entrando en esta semana, con un promedio de -0.818 (en relación al par) en el año. Las jugadoras obtienen sus mejores dos scores en el hoyo designado por el Aon Risk Reward cada semana, y al final de la temporada, la jugadora con el mejor promedio gana $ 1 millón. Dio la casualidad de que el hoyo de esta semana era el par 5 del 14, donde Pace hizo un 9 y se retiró.

Su WD anula sus scores para la semana, lo que significa que no contará en el Aon Risk Reward Challenge, por lo que mantiene su liderazgo. Pace es muy consciente de cómo se ve, pero insistió en que la lesión es muy real. Randall Mell, de Golf Channel alcanzó a Pace después de la ronda, y ella defendió su decisión de retirarse.

“Sé cómo se ve, pero puedo garantizar que ese no es el caso”, dijo Pace a Mell. “Todo es legítimo. Simplemente sucedió allí, en ese hoyo. Entiendo lo que la gente va a pensar pero creo que, dadas las circunstancias, hice lo correcto, no seguir jugando con problemas de espalda”.

Pace dijo que empeoró la lesión durante su debacle del hoyo 14, específicamente en su segundo golpe, que encontró un búnker y la dejó con una postura incómoda para su tercero.

“Di un giro y el lado izquierdo de mi espalda se atascó”, dijo a GolfChannel.com.

Pudo terminar el hoyo, luego pegó el golpe de salida en el hoyo 15, donde se dio cuenta de que su torneo había terminado.

“Dije ‘lo siento, no puedo jugar’ y luego fui a un oficial de reglas y le expliqué la situación”, dijo Pace. “A partir de ahí, salí del campo e inmediatamente fui al médico del Abierto de Canadá”.

La lesión de Pace es tan dolorosa que causó que la sudafricana de 38 años considerara el retiro del golf.

“Simplemente creo que se trata de envejecer y de desgastarse”, dijo Pace. “Con suerte, puedo arreglar mi cuerpo”.

Según el informe de Mell, Pace está programada para jugar en el Cambia Portland Classic de la próxima semana, el Indy Women in Tech Championship en septiembre y el Volunteers of America Classic en octubre. Para ser elegible para el premio de $ 1 millón del Aon Risk Reward Challenge, Pace necesita jugar 40 rondas. Ha jugado 39 rondas en el LPGA Tour esta temporada, pero solo 35 han contado para el Desafío.