Protagonistas Hace 3 meses

El juego de hierros de Tiger todavía es una obra de arte en progreso

Empecemos con un punto importante: Tiger Woods podría ser el mejor jugador de hierros de toda la historia. Cuando se establece un estándar tan alto cualquier cosa menor a un desempeño estelar, es decir, ejecutar golpes como los meros mortales practicando a ambos lados del range en el PGA Tour puede parecer una decepción. ▶ El impacto de bola de Tiger no es tan bueno como solía serlo cuando fue Nro. 1 durante 683 semanas, pero quizás no volvamos a ver alguien pegarle así en los próximos 50 años. Aun así, el deseo histórico de Tiger de cambiar cualquier cosa que él pensara que podría volverlo mejor todavía le sirve. No puedo pensar en ningún otro jugador de nivel mundial que estuviera dispuesto a realizar tantos cambios importantes, tantas veces. Y esa predisposición es la que lo mantiene en vigencia trabajando y mejorando cuando no tiene nada más que demostrar.
▶ ¿Entonces dónde está parado Tiger después de generaciones de cambios en el swing y un serio daño a su cuerpo? Yo llamo a su swing con los hierros un “buffet” de cosas que aprendió de Butch Harmon, Hank Haney y Sean Foley. Hay muchas cosas buenas y algunas que podría mejorar. ▶

‘LOS TALONES DE TIGER SE MANTIENEN CERCA DEL SUELO. ESTÁ HACIENDO UN MEJOR TRABAJO AL ROTAR Y PALANQUEAR COMO EN SU MEJOR MOMENTO’.

▶ Cuando Tiger trabajó con Butch Harmon, el grip de su mano izquierda era más fuerte, lo que implica que la palma izquierda estaba más girada sobre la parte superior del mango. Ese grip le permitía apilarse y luego disparar la parte inferior del cuerpo y lanzar a lo alto cualquier cosa a través del impacto, produciendo la potencia que lo hacía un pegador tan largo. Butch también lo llevó a esa posición clásica de muñeca en el tope del backswing, donde se podía apoyar una regla de manera plana sobre el dorso de su mano y la misma apuntaría justo hacia abajo por su brazo. Eso realmente ayudaba a que la cara del palo se mantuviera en escuadra.

    

Con Hank Haney, el grip de la mano izquierda de Tiger se movió hacia una posición más neutral porque querían que le fuera más fácil trabajar la bola en cualquier dirección. Y al ajustar la mano derecha de manera que la palma mirara más al objetivo, Hank ayudó a Tiger a dejar de llevar al palo a través de la línea (apuntando a la derecha del objetivo) en el tope. Tiger tenía un mejor control cuando la vara estaba mirando más cerca del paralelo con la línea objetivo. También fue capaz de mantener el palo frente a su torso en el downswing—más control.
Bajo Sean Foley la mano izquierda volvió a una posición más fuerte lo cual permitió a Tiger usar el suelo de manera más eficiente. Su grip y su swing están combinados ahora. Está usando la posición de la mano izquierda de Butch, la posición de la mano derecha de Hank y el movimiento palanca con el suelo de Sean. ¿El resultado? Esta temporada está de vuelta cerca del tope en greens acertados y tiene una de las mejores estadísticas del tour en hierros largos. Las estadísticas de hierros cortos están un paso atrás pero eso es el resultado de cuán bien está achatando el palo hacia el impacto. Ser chato es grandioso para los hierros largos pero se necesita un downswing más empinado con los hierros cortos para controlar la distancia. Las penas con sus hierros cortos también pueden ser el resultado de encontrar su juego largo. De hecho le está pegando largo – y relativamente recto – por primera vez en décadas, por lo que sus golpes sin velocidad necesitan un poco más de ajuste. No tengo dudas de que con más repeticiones, como le gusta decir a él, logrará los ajustes necesarios.
Parecería que estamos hablando mucho de su grip – pero deberíamos hacerlo. El cambio que hizo en su grip el año pasado fue importante, porque le permite a Tiger volver a hacer lo que mejor hace: la posición más débil de la mano derecha lo ayuda a mantener la cara en escuadra por más tiempo y la mano izquierda más fuerte le permite rotar las caderas con fuerza sin preocuparse por fallar por la derecha.
Si regresa a la secuencia del swing con el hierro de la página anterior, verá que los talones de Tiger se mantienen cerca del suelo. Está haciendo un mejor trabajo al rotar y palanquear (el suelo) como lo hacía en su mejor momento. Durante un tiempo había dejado de hacer su caída de cabeza insignia en el inicio del downswing—pero esa caída no era un defecto. Era una señal de que estaba apilándose para que pudiera explotar en el golpe. Está cargándose, rotando sus caderas y manteniendo la cara en escuadra. Ahora volvió a permitir que la parte inferior del cuerpo tirara del palo a través del impacto. Y recuperó la velocidad de la cabeza del palo.


Más pruebas de que su swing está funcionando: mire los lugares donde jugó bien el año pasado. En Carnoustie, Bellerive e East Lake—sedes del British Open (6to empatado), PGA Championship (2) y el Tour Championship (victoria) respectivamente – se necesita un control de la distancia impecable. Y él lo tuvo. Cuando Johnny Miller fue el mejor jugador de hierros en el mundo en la década de los 70, pegaba sus hierros a la altura de las banderas. Es ahí donde está Tiger ahora.
Aun así Tiger tiene 43 años y la fusión de columna es un tema importante. Es increíble lo bien que funciona su espalda después de la cirugía – y es testimonio de cuán duro trabaja en su acondicionamiento físico y el swing. Pero ya se ha retirado de un torneo esta temporada (Arnold Palmer Invitational) por una contractura en el cuello. Deberá tener cuidado con su espalda y columna por el resto de su carrera.

‘VOLVIÓ A PERMITIR QUE LA PARTE INFERIOR DEL CUERPO AYUDE A TIRAR DEL PALO A TRAVÉS DEL IMPACTO’.

Tiger podría realizar un ajuste relativamente simple a su swing que le permitiría conservar su salud y eliminar algunos de los tiros hacia la izquierda que tanto odia. Puede ver (arriba) que se mantiene abajo con su cabeza y torso a través del golpe. Si él descargara completamente su postura a través del impacto protegería su espalda. Y podría tranquilizar la falla hacia la izquierda que aparece cuando sus manos se vuelven demasiado activas. Claramente no teme a hacer ajustes, y espero que sea algo que tenga en cuenta. Me encantaría ver cuántos récords podría desafiar un Tiger sano.

◀ ACHATADO
Tiger se volvió tan bueno con los hierros largos porque acható el ángulo de ataque hacia la bola. El único problema es que el swing más chato no funciona tan bien con los hierros cortos, así que tendrá que hacer ajustes para los tiros de aproximación al green.

▶ GRIP COMBINADO
Se puede apreciar la influencia de profesores anteriores en la manera que sostiene el palo. La posición de la mano izquierda es fuerte (Butch Harmon) y la derecha es más débil (Hank Haney).

MIKE ADAMS, Nro. 2 en la lista de los 50 Mejores Instructores de los Estados Unidos de Golf Digest, es director de instrucción en el Medalist Club, en Hobe Sound, Florida, donde Tiger pasa el mayor tiempo de práctica. Él también enseña en el Fiddler’s Elbow Country Club en Bedminster, Nueva Jersey, y es miembro del Hall de la Fama de los profesores de golf.