Instrucción Hace 2 semanas

El golpe que los pro no enseñan, por Barn Rat

▶ POR LO GENERAL no pasan más de uno o dos hoyos durante un pro-am cuando uno de los aficionados me pregunta cómo juego el chip. No suele verse mucho en el PGA Tour. Yo ubico la bola atrasada en mi stance, quiebro las muñecas rápidamente hacia arriba y le pego de manera descendente con la cara del palo abierta. Esto crea una trayectoria baja y mucho efecto de manera que la bola frena enseguida. Es un golpe que aprendí a jugar de niño en Tailandia para poder lidiar con el pasto enredado alrededor de los greens de allá. Lo aprendí de los pros tailandeses Prayad Marksaeng y Thammanoon Sriroj, y ahora se lo voy a enseñar a usted. Pero con una advertencia: es difícil dominarlo. ¿Listo para intentarlo? DY

1
BOLA ATRASADA, MANOS ADELANTADAS
Esta posición no se ve tan extraña comparada con un chip tradicional. Yo juego la bola fuera del centro frente a mi pie posterior con las manos adelantadas y abro la cara del palo. Como la posición de la bola producirá un golpe muy bajo, abro la cara de mi wedge (de 56 o 60 grados dependiendo de la situación) para crear algo de altura y efecto para evitar que la bola corra mucho. Mi peso está adelantado, pero mis hombros están inclinados de manera tal que el derecho está más bajo. Apunto levemente hacia la izquierda del objetivo porque el golpe produce un efecto que hace que la bola salte un poco hacia la derecha cuando aterriza.

“RECUERDE: NECESITA APUNTAR UN POCO A LA IZQUIERDA DEL OBJETIVO PORQUE EL EFECTO CORTADO HARÁ QUE LA BOLA SALTE HACIA LA DERECHA”.

2
ELEVE EL PALO HACIA ARRIBA
Es aquí donde empezará a ver dónde está la diferencia de este chip – y por qué es tan popular en el sudeste asiático para salir de un rough tupido y de pasto enredado. Hago un pequeño giro de hombros en el backswing pero más que nada elevo el palo directamente hacia arriba con mis muñecas. Usted busca crear un ángulo de ataque muy empinado para que el palo vuelva a la bola sin ser atrapado por el pasto. Lo empinado del movimiento también ayuda a evitar que el palo pase por debajo de la bola cuando esté asentada en lo alto del rough. Quizás al principio lo asuste ensayar esta posición de las muñecas porque se siente extraño. Pero siga probando. Necesita las repeticiones. Yo he pegado miles de ellos.

3
DEJE ABIERTA LA CARA
Lo más importante en el impacto es mantener la cara del palo abierta. Le proporciona el loft para que la bola salte y salga del rough, o el efecto para detener la bola sobre un green desde un asiento duro. (Puede usarlo cuando el pasto está cortado muy bajo también.) La clave desde cualquier asiento es pegarle lo más limpio posible a la bola. Si mantiene abierta la cara, el palo debería deslizarse por el césped luego de tomar contacto con la bola. No deje que se clave. Creo que le resultará útil jugar el chip así si tiene problemas para lograr un buen contacto. Pruébelo y me cuenta en Instagram (@kiradech_arm) si le funcionó. No le cobro por la clase.


¿QUIÉN ES BARN RAT?
▶ Si una de sus principales quejas es que los jugadores modernos del tour parecen estar todos cortados con el mismo cuchillo, Kiradech Aphibarnrat debería ser su nuevo golfista favorito. El muchacho de 30 años de Bangkok, Tailandia, es de los que caminan a dos fairways de distancia, con remeras multicolores, físico robusto y un cigarrillo siempre presente. “Barn Rat” como suelen decirle, es una persona tan colorida como su aspecto. Le encantan los autos deportivos, las zapatillas caras y contarles chistes a los jugadores de tres continentes. Luego de conquistar el Tour Asiático y ganar el Maybank Malaysian Open en 2013 (cosancionado con el European Tour), ganó tres eventos más en el Tour Europeo acompañados de cuatro finales entre los 10 mejores en los eventos WGC. Ahora está jugando en los Estados Unidos tiempo completo. Aphibarnrat se mudó a Orlando a principios de este año para jugar en el PGA Tour y, con la ayuda de su profesor Mike Walker, está reformando su draw a un fade para convertirse en una amenaza habitual en canchas más firmes y rápidas.
“Quiero hacer todo lo posible para ganar los torneos más importantes”, dice Aphibarnrat, ranqueado en el puesto 46 del mundo. “Ese es mi objetivo. Ha sido un trabajo duro para poder jugar golpes que no se vean como lo que solía pegar, pero me encanta”. —MR