Equipamiento Hace 2 meses

Informe: Cinco jugadores no superaron el nuevo control de drivers del PGA Tour

En las primeras semanas del nuevo programa de testeos de driver del PGA Tour para la temporada 2019-2020, un puñado de jugadores parecen  haber excedido el límite de velocidad. Según Reuters, se descubrió que cinco profesionales del tour tuvieron drivers cuyo efecto resorte estaba fuera del límite de la USGA en el Safeway Open de la semana pasada.

El nuevo protocolo utiliza la prueba de péndulo que mide el tiempo característico (CT) de las cara del driver para determinar si se flexiona demasiado. La nota de Reuters mencionó a cinco jugadores que, según se cree, tienen «drivers» que no pasaron la prueba: Corey Conners, Jason Dufner, Mark Hubbard, Robert Streb y Michael Thompson.

El programa surgió por las preocupaciones expresadas durante el último año de que las caras de los drivers se vuelven más flexibles con el uso. El tema fue noticia cuando la R&A probó selectivamente algunos drivers en el Open Championship de Royal Portrush en julio y se descubrió que varios palos estaban por encima del límite, especialmente el de Xander Schauffele.

Tyler Dennis, vicepresidente senior y jefe de operaciones del PGA Tour, le dijo a Golf Digest a principios de este año que el programa de pruebas es un esfuerzo para investigar si los drivers que se aprobaron inicialmente siendo nuevos pueden no superar los controles con su uso a través del tiempo.

«Realmente queremos que esto sea sobre los drivers que se utlizan actualmente en el PGA Tour, no sobre los jugadores», dijo Dennis a principios de este mes. “Hemos tenido evidencia de algunos modelos que con el tiempo están comenzando a moverse por encima del límite. La única forma de entender lo que está sucediendo es probar los drivers que realmente se usan en la gira «.

El protocolo exige que se realicen pruebas aleatorias durante los días sin competencia en torneos no anunciados. Dennis no especificaría cuántos jugadores serían evaluados en los eventos o cuántos eventos tendrían implementadas las pruebas. Según Reuters, 30 drivers fueron testeados en Napa.

Dennis no respondió de inmediato cuando le consultaron sobre el informe de los drivers que no pasaron la prueba en el Safeway Open. Un portavoz de la gira dijo a Reuters que el PGA Tour no haría comentarios sobre el programa de pruebas o sus resultados.

Según el protocolo de prueba, los drivers reciben una luz verde para aquellos que miden por debajo del límite de CT de 239 microsegundos, una luz amarilla cuando miden dentro de la zona de tolerancia de la prueba de CT de 240-257 microsegundos y una luz roja si la medición está por encima de 257 microsegundos Las pruebas en el PGA Tour son realizadas por representantes de la USGA.

La mayoría de los expertos están de acuerdo en dos cosas con respecto a la prueba de CT: Primero, hay muy pocos drivers en el tour que obtendrían luz verde en la prueba de CT. La mayoría es probable que sea luz amarilla, por lo menos. En segundo lugar, la diferencia en términos de distancia es insignificante, y que incluso si todos los drivers del tour de repente obtuvieran luz verde, probablemente no habría ningún efecto en el promedio de distancia en el PGA Tour.

La distancia promedio con el driver en el PGA Tour disminuyó en 2.2 yardas en comparando la temporada 2019 versus la 2018. Durante la primera parte de la temporada 2019-’20, la distancia promedio alcanzada con el driver es de 304.4 yardas. Eso sería 10 yardas más que el año pasado a través de un número similar de eventos, y casi 11 yardas más que 2017.

Después de la temporada 2017, los órganos rectores del golf expresaron su preocupación por las distancias alcanzadas y anunciaron un proyecto de investigación. El informe inicial del proyecto se entregará más adelante este año.