Protagonistas Hace 4 semanas

El coach de más alto/bajo perfil en golf

Dijiste que Phil Ritson fue el que te introdujo a ser profesor. ¿El mejor consejo que te dio?
“Si no puedes ayudar a alguien, no lo jodas”. Ese es un buen consejo para cualquier maestro.

¿Cuál es tu objetivo principal al dar una lección?
Si tuvieras una lección conmigo ahora, las cosas que te diría, podrías usarlas en la cancha mañana. No sería como “ir al driving y pegar 400 bolas” para entenderlo, porque si no va a funcionar dentro de 10 bolas, probablemente no podrá hacerlo nunca.

Si viniese y dijera que estoy pegando slice con la punta del palo ¿cómo me arreglarías en 10 bolas?
Si golpeas con la punta, eso es una compensación por el hecho de pegar slice. Lo primero que haría es arreglar tu sacada de palo. Tiene que ir más a la derecha si eres un jugador diestro. El swing ocurre demasiado rápido para tratar de controlar la cara con las manos. Es mejor que la trayectoria de tu swing se mueva para que se abra en relación con la cara del palo en el impacto. Si estás pegando con la punta, puedes enganchar algunas al comienzo, pero te garantizo que no pegarás slice.

¿Cuál fue tu primera experiencia de coaching real?
Recibí una oferta de trabajo en 1983 en el Wanstead Golf Club en Londres: dirigir el pro shop, jugar con los socios y dar algunas clases. Pero comencé a darme cuenta de que me encantaba enseñar mucho más que tratar de venderle a alguien una chomba o un juego de palos. Los lunes, que era mi día libre, solía contratar algunas gateras en un driving local y enseñar a grupos de cuatro golfistas a la vez. Trabajaría con ellos durante dos horas y luego pasaría por tres grupos más cada vez. Estaba ganando más dinero en un día que en una semana como profesional del club. Sabía que estaba mejor dando clases.

¿Alguna otra influencia docente?
David Leadbetter. Todos dicen que es un gran entrenador de golf, pero creo que es un gran maestro. Siempre sentí que podía enseñarme japonés si quisiera. Ese es el tipo de maestro que es.

¿Cómo te ayudó como profesor tu tiempo con Colin Montgomery?
Aprendí que no es necesario tener un libro de swing para tener éxito en el golf. Si tienes un jugador que puede pegar todos los tiros y jugar bajo presión, lo que tienes que hacer es descubrir qué hace que su swing funcione y saber cómo volver a armarlo cuando las cosas están apagadas. Algunas de las mejores sesiones con Monty fueron cuandoestaba golpeando genial. Él decía: “Recuerda cómo se ve, Denis. Estás ganando tu dinero ahora. Cuando deje de funcionar, debes decirme cómo recuperarlo”. Ya sea que se trate de la mente de un golfista enloquecido, o sea el último día de un major y el swing de tu jugador es horrible, tienes que encontrar algo. La manera en que lo hago, sé que esto suena loco, es que apago mi cerebro y simplemente voy con lo primero que me viene a la mente que creo que ayudará. En lugar de pensar, simplemente reacciono. Y ni siquiera lo cuestiono.

¿Qué tanto lo sorprendió la mejora de Francesco Molinari?
El cambio fue asombroso. Él ya había competido en las Grandes Ligas y jugó en los equipos de la Ryder Cup, y creo que alcanzó el puesto 14 en el Ranking Mundial. Pero luego pasó por una depresión y realmente estaba luchando por mantenerse entre los primeros 50. No quería ser ese tipo de jugador. Cuando me preguntó qué necesitaba hacer, le dije: “Debes conseguir 20 yardas más. No golpeas la pelota lo suficiente, y tu juego corto necesita ayuda”. Entonces, lo que hizo fue conseguir un entrenador físico para fortalecerse, trabajar conmigo para cambiar su swing, quitarle los frenos y contratar entrenadores de juego corto James Ridyard y Phil Kenyon. Y también un entrenador mental, Dave Alred.

Elabora “quitarle los frenos” al swing de Francesco.
Lo que significa es eliminar cualquier movimiento que esté deteniendo el flujo de poder hacia la pelota. Podría estar en cualquier parte del swing. Depende del jugador. Con Frankie, pudo conseguir 20 yardas desde el tee haciendo un mejor giro en el backswing. Su pierna derecha se endereza al regresar, y su cadera y hombro derechos se colocan detrás de él mucho más de lo que solían hacerlo. Definitivamente está estirando su cuerpo en el backswing, cargando. Luego, en la fase descendente, pasamos mucho tiempo insistiendo en que hiciera un movimiento que describo como sentadilla y salto. Empuja el suelo con fuerza para generar energía. Hay algo más que eso, pero el entrenamiento se centró en usar su cuerpo para crear poder de la manera más efectiva posible sabiendo que es mejor tener un wedge desde el primer corte del rough que un hierro de 5 desde el centro del fairway.

Algunos jugadores nunca se recuperan de cambios importantes. ¿Era eso una preocupación?
Era arriesgado, pero Frankie sabía que no quería quedarse con su juego. Había que hacer algo, y creo que su ambición realmente se hizo realidad. Es un hombre tranquilo pero muy motivado. Toma consejos mejor que cualquier atleta que haya visto. Él puede procesar el coaching realmente bien. Quizás termine siendo un entrenador de golf, pero espero que por su cordura no lo haga.

Su cuenta de twitter dice que está “semi-retirado”. No tengo esa impresión.
Desde que me he semi-retirado, me he ocupado más. Lo puse en Twitter para que la gente sepa que ahora estoy al final del juego; No voy a aceptar nuevos estudiantes. Tengo a Frankie, Ross Fisher, algunos universitarios y los miembros del club The Wisley en Inglaterra. Y eso es todo. Es mucho. Tengo que decirte que recientemente rechacé a tres o cuatro golfistas conocidos con los que pensarías que estoy loco por dejar pasar la oportunidad de trabajar. Son buenos, pero estoy demasiado ocupado.

¿Cómo te sientes acerca de la tecnología para remodelar la instrucción de golf?
Es una progresión natural que refleja los avances tecnológicos en todo. No es el mundo en el que crecí, pero tienes que aprender todos estos sistemas para seguir siendo relevante. Soy uno de los viejos, y es fácil decir que no necesitábamos esas cosas en ese entonces. Pero hoy en día, cualquiera del field puede ganar cada semana. Necesitas todas las ventajas que puedas obtener. Sin embargo, la terminología con todos estos sistemas tecnológicos es divertida. Es como aprender un idioma extranjero. Mucho de eso son cosas que nunca debes decirle a un estudiante. Ni siquiera usaría algunas de estas palabras con un profesional del tour. Solo les digo cómo deberían sentirse. Es para mi, para entender las cosas técnicas, pero quiero que los jugadores jueguen.

¿Hay algo en la instrucción de golf que esté perjudicando al jugador promedio?
Menos ahora que quizás en el pasado, cuando la gente intentaba concentrarse en las posiciones en el swing como posiciones clave. Creo que los muchachos que hacen un buen trabajo en la gira y los que investigan bien el swing están aprendiendo que no se trata de un conjunto de posiciones de swing, es un flujo.

Tienes fama de ser franco. ¿es eso así?
Tiendo a ser un rebelde, y he molestado a mucha gente en el camino. Pero nunca me preocupó por ser popular, no me importa un c—. Realmente no. No tengo intenciones de dejar un legado. Mi intención es vivir mi vida y hacer lo que hago. La última vez que me involucré hablando de técnica en Twitter, hace unos cinco o seis años, fue con los muchachos de stack & tilt. Tenían mucha buena información, pero les estaban diciendo a todos los demás que estaban equivocados. No se equivocaron. Miras a esos tipos y dices: “Parte de tu investigación es excelente, pero no les digas a todos que tienen que ocupar esas posiciones”. Monty no necesitaba stack & tilt.

¿Cuál es otro ejemplo de un gran trabajo de entrenador?
Fue con una dama miembro de Wanstead. Estamos hablando hace 30 años. Ella no podía hacer que la pelota se elevara del suelo. En ese momento en Inglaterra, para jugar  una cancha tenías que tener handicap 36 o menos. Con mi ayuda, ella bajó a 29. Desde donde comenzó hasta donde llegó, ese es el mejor entrenamiento que he hecho. Puso la pelota a volar y la llevó a ella al campo de golf sin talento para los deportes.