Protagonistas Hace 3 semanas

Bernhard Langer gana el Senior British Open con otra actuación espectacular

El final para Bernhard Langer tiene que estar en algún lugar, pero ¿dónde? ¿Quién lo puede decir? Langer obstinadamente no permitirá que se acerque lo suficiente como para poder identificarlo definitivamente.

Así que fue el domingo, un mes antes de cumplir 62 años, que reprimió de nuevo cualquier idea de que sus mejores días están contados al ganar el Senior British Open por cuarta vez, un récord.

En un día frío y lluvioso en Royal Lytham y St. Annes, Langer borró un déficit de tres golpes con cuatro bajo el par en los primeros nueve, y disparó un 66 y para ganar por dos sobre Paul Broadhurst.

“Me encanta tener este trofeo”, dijo Langer. “Es hermoso. Nunca pude obtener el trofeo del Open, pero esta es la mejor opción y tengo la suerte de haber ganado cuatro de estos ahora”.

A principios de la semana, Langer habló de haberse visto obstaculizado recientemente por errores mentales, que podrían haberse interpretado como una concesión no deseada a la edad. Sus tres comienzos anteriores, empates en los puestos 30, 24 y 34, también sugirieron que los años finalmente empezaron a pasar factura.

“Solo necesito evitar estos errores tontos”, había dicho. “Cometo uno o dos errores tontos al día, y no puedes hacer eso, y eso te cuesta cuatro, seis, ocho tiros por torneo. Así que tengo que volver a ser sólido como una roca, donde simplemente no cometes esos errores y obtienes el score más bajo posible”.

Tuvo éxito al hacerlo en un día extremadamente difícil para el golf en la costa oeste de Inglaterra. Sus únicos errores fueron en ejecución, unos pocos tiros errantes que llevaron a dos bogeys.

“Los eliminé, sí”, dijo acerca de los errores mentales. “No fue mental hoy. Solo fue un par de malos swings. Mi mente estaba trabajando al 100 por ciento. No cometí ningún error mental en todo el día”.

Al comienzo de la ronda, Langer siguió a Broadhurst por tres, pero un arranque sin bogeys le permitió pasar al frente por uno y sacarle dos a Woody Austin y Doug Barron. Un birdie en el 13 lo subió a tres y encajó un putt para birdie de 50 pies en el 14 para aumentar su ventaja a cuatro.

“Estaba tratando de tener una buena actitud, lo cual no es fácil cuando se ve el pronóstico”, dijo Langer.

Pero incluso en un día miserable, si es el Senior British Open, el sol tiende a brillar sobre él. En sus 12 aperturas en el campeonato, Langer terminó entre los dos primeros en la mitad de ellos y entre los cuatro primeros en ocho. Solo una vez ha terminado fuera del top 10 y eso fue un empate para el T-12.

La victoria fue la segunda del año, extendiendo su racha a ocho consecutivas con múltiples victorias de alto nivel. Fue su undécimo campeonato mayor senior, y la 40a victoria de su carrera senior.

Claramente, el final, en lo que se refiere a su productividad, sigue siendo difícil de alcanzar y aún no es visible en el horizonte.