Instrucción Hace 3 semanas

Derrote al estrés y simplifique la arena, por Butch Harmon

Cuando la mayoría de los golfistas se meten en un bunker junto al green experimentan algo extracorpóreo. Pierden toda la sensación de lo que deben hacer, el miedo se apodera de ellos y algunos hachazos más tarde…triple bogey.
La buena noticia es que la mayoría de los errores que veo se originan en el address y por lo tanto son fáciles para corregir. Muchos golfistas ubican la bola atrasada en el stance y empujan sus manos hacia adelante. El defecto típico: papa. Otros se paran inclinándose en sentido contrario al objetivo. Defecto típico: filazo. Entonces controlemos su preparación del golpe.
Primero, abra la cara. Eso agrega loft y lo ayuda a deslizar el palo a través de la arena. Rote la cara abierta, luego empuñe el grip con la mano de arriba, ubicando el pulgar en la parte superior del mango. Agregue la mano de abajo. Abrir la cara del palo antes de tomar el grip ayuda a mantenerla abierta durante el swing.
Segundo, ubique la bola adelantada en el stance, frente al pie delantero. Eso preestablece un impacto algunos centímetros detrás de la bola. La vara debería estar enderezada o levemente inclinada en sentido contrario al objetivo – otra clave para mantener el loft y fomentar ese movimiento deslizante.
Tercero, entierre un poco sus pies e incline el cuerpo hacia el pie de adelante. Eso le proporcionará el descenso que necesita en el downswing para llevar al palo a través de la arena y por debajo de la bola.
Enfoque su atención hacia un lugar unos pocos centímetros detrás de la bola, es ahí donde el palo debe tocar el suelo.
Ahora está en una buena posición para ejecutar el golpe. Todo lo que necesita pensar es que tiene que cachetear la arena y mantener la velocidad hasta el finish. Se sorprenderá al ver cómo desparece su miedo luego de pegar algunos buenos tiros.

DESTRUCTOR DE BUNKERS CONVIÉRTALO EN SU RUTINA
▶ Por más descabellado que suene, la mayoría de los golfistas ignoran las partes del juego que más les cuesta. Mire el bunker de práctica de su club. ¿Quién está ahí? Nadie. Si se tomara 10 a 15 minutos por semana en la arena, usando las claves que le brindé, verá un gran avance. Y ejecute los golpes como si realmente importaran; no pegue uno tras otro así nada más. Vaya paso a paso por los puntos de la preparación del golpe y piense en positivo: cachetee la arena y haga el follow-through. En poco tiempo podrá convertir uno de sus peores golpes en uno de sus mejores.