Instrucción Hace 1 año

Use su técnica del sand para salir del rough alrededor del green, por Tom Watson

Watson

Tal vez el golpe más famoso que yo haya pegado sea el chip que emboqué en el hoyo 17 de Pebble Beach y que me ayudó a ganar el U.S. Open en 1982. Lograr que la pelota salga del rough y pare rápidamente junto a un hoyo que está cerca es enervante para muchos golfistas. Temen pegarle demasiado lejos por lo que no hacen un swing suficientemente amplio y suelen dejar la pelota en el rough para su siguiente golpe. La clave está en hacer el swing mucho más fuerte de lo que lo haría habitualmente. Si el hoyo estuviera, digamos, a unos 5 metros de distancia, tendrá que hacer el swing como si estuviera a unos 10 a 13 metros. Pruebe esta técnica:

Juego estos golpes muy parecidos a un golpe desde la arena alrededor de un green. Tomo un sand wedge, abro la cara al menos 30 grados, tomo el grip con una posición débil de la mano izquierda (pulgar izquierdo a lo largo de la parte alta del grip) y luego hago un swing cortando a través de la pelota desde afuera hacia adentro en relación a la línea objetivo. Esto hace que la trayectoria de la pelota sea más alta, reduciendo el rodado.

La clave está en abrir esa cara – muchos golfistas olvidan hacerlo – y en acelerar el palo a través del pasto tupido más de lo que parecería necesario. Haga que la cara salga por la izquierda del objetivo sin girar las muñecas sobre sí mismas a través del impacto. Sostenga la cara abierta como lo estoy haciendo yo aquí (arriba).

La ventaja de jugar este golpe como si fuera un tiro desde el bunker es que tiene mayor margen de error. Se puede hacer contacto un poco detrás de la pelota y aún así lograr un buen resultado – siempre que se comprometa con el swing más amplio con la cara abierta.