Recomendados Hace 2 años

Un club vendió tierras luego de que un empleado robase U$300 mil

Mantener hoy un club de golf rentable puede ser difícil. Imagínese cuánto costará cuando un empleado saca 300 mil dólares del negocio.

Esta semana en Australia, Sharon Breyiannis fue enviada a prisión después de haber admitido robar dinero del Rossdale Golf Club para sostener su adicción al juego. La corte le había dado tiempo para pagar su deuda, había sido arrestada en 2014, pero luego de no hacerlo, se la sentenció a tres años de prisión.

Según Rossdale, el club perdió cientos de miembros por las acciones de Breyiannis, que ocurrieron a lo largo de tres veranos. Dada la falta de fondos, la condición del campo decayó notablemente. Rossdale tuvo que eventualmente vender parte de sus tierras para mantenerse a flote.

La estafa fue descubierta por auditores externos, que hallaron irregularidades financieras, que mostraban que Breyiannis estaba sacando dinero de manera fraudulenta de las cuotas de los miembros, las compras de pro shop, y las ventas del bar. En las declaraciones de las víctimas, los miembros confesaron que renunciar al club los hizo perder amigos y sentir fracasados, con culpa, tristeza y enojo.

Según el Herald Sun, Breyiannis se declaró culpable en tres cargos por robo, que involucraron 66 instancias de hurto como agente financiera. Breyiannis confesó que el dinero fue gastado en máquinas de póker.