Recomendados Hace 3 años

Mickelson no jugará el U.S. Open para acompañar a su hija

El U.S. Open siempre fue el Santo Grial para Phil Mickelson, un elemento sagrado que lo ha esquivado hasta ahora. Es una búsqueda que seguirá el año que viene, dado que el golfista, pronto a cumplir 47 años, se perderá el torneo de este año en Erin Hills para estar en al graduación de su hija.

“Obviamente es el torneo que más quiero ganar. La única forma de ganar es jugando, y tengo una posibilidad”, dijo Mickelson después de su ronda el sábado en el Memorial. “Pero la graducación de mi hija será uno de esos momentos que uno recuerda más adelante, y no me lo quiero perder. Estaré muy feliz de haber estado”.

Mickelson tiene seis medallas de plata en el evento, la última vez que salió segundo fue en el 2013. Como los últimos tres años han sido de poco mérito para él en el U.S. Open (T28-T64-CUT); a lo cual se agregan solamente dos top 10 en el 2017, no se lo venía contemplando como competidor para Erin Hills. No obstante, dada la relación de Mickelson con el torneo – y su presencia en el juego – será una ausencia notable.

Pero antes de que cerremos la puerta a sus posibilidades en el U.S. Open, la USGA regresa a Shinnecock el próximo verano, un lugar donde, en el 2004 Mickelson terminó – sí, adivinó – segundo.