Instrucción Hace 9 meses

Una manera simple de dejar de manipularla, por David Leadbetter

Muchas veces en la instrucción de golf la manera más fácil de hacer que un jugador aprenda una destreza o corrija un error es hacer que exagere el movimiento necesario para ejecutara la tarea o que haga lo contrario a lo que estaba haciendo. Yo llamo a esta filosofía de enseñanza el arte de la exageración. Lo utilizo para mejorar la técnica en todas las facetas del juego.

Por ejemplo, un tema común es tratar de dirigir la pelota en juego. Eso significa que el follow-through está truncado y regulado para tratar de guiar cuidadosamente la pelota en la dirección correcta. Este tipo de swing casi siempre tiene el efecto contrario y el resultado es un mal golpe.

Lo que debería hacer en el swing a través es descargar el palo. Eso significa que la cabeza debería pasar el cuerpo e ir hacia el objetivo mientras se impacta la pelota. Manipular un golpe no solo evita que el palo haga lo que fue diseñado para hacer, sino que lo desacelera demasiado temprano al volver – no hay potencia.

Una gran manera de aprender la sensación de una descarga adecuada en el swing a través es un ejercicio donde usted literalmente lanza un palo hacia el objetivo. Realmente funciona para los jugadores que empuñan el grip con demasiada tensión o que están preocupados por pegar un golpe fuera de línea. Encuentre un palo viejo y pruebe este ejercicio en un campo vacío. Haga un swing, pero lance el palo cuando haga el follow-through. Enseguida se dará cuenta de que para hacer esto necesita liberar la presión sobre el grip a la vez que mantiene una sensación de extensión en sus brazos.

Una vez que esta sensación de descarga se vuelva rutinaria, podrá llegar a utilizar esa imagen mental de lanzar el palo mientras juegue en la cancha. Es sumamente útil cuando enfrenta un fairway angosto o cuando está lidiando con una situación de presión.

David Leadbetter, profesional instructor de Golf Digest, dirige 32 academias en todo el mundo.