Recomendados Hace 3 meses

Tiger se alojará en su yate de U$20 millones durante el U.S. Open

A esta altura creería que Tiger Woods se habría cansado de sus tiros poderosos, o hasta se haya aburrido, considerando que ha pasado los últimos 20 años luciéndose en frente a de sus compañeros de jueves a domingo, febrero a octubre. El Tiger 2018 es un nuevo Tiger, también – un depredador más gentil, suave y compasivo con una verdadera perspectiva. Pero se acerca la semana del U.S. Open – el décimo desde su batalla contra Rocco Mediate, en Torrey Pines – y si creía que Tiger se iba acercar tranquilamente al tee del uno sin llamar la atención y ponerse a trabajar, está equivocado. Muy equivocado.

En vez, Tiger anunció su presencia en el U.S. Open de este año con la sutileza de un villano de James Bond, llegando al puerto de Montauk con su yate de 50 metros y de U$20 millones. Según se informa, el barco que lleva el nombre muy apropiado de “Privacy” (Privacidad) le servirá a Tiger como base de operaciones mientras intenta conseguir su primera victoria en un major desde aquella decisiva tarde de 2008, cuando sumó el último de su carrera.

Según Page Six, el barco con capacidad y habitaciones para 17 personas – el cual ha recibido a gente como Bill Gates, Oprah y Michael Jordan – está amarrado en el Montauk Yacht Club en Gurney, a casi una hora de Shinnecock Hills Golf Club. Con un teatro, un gimnasio y un Jacuzzi a bordo, Tiger va a tener suficiente para mantenerse entretenido además de, bueno, intentar ganar el torneo más difícil que hay en la faz de la tierra.