Destacado Hace 11 meses

Las Vegas no cree que Tiger supere el corte en Torrey Pines

Cuando Tiger Woods hizo su regreso en el Hero World Challenge en diciembre, Las Vegas, como la mayoría de los fans del golf, se dejó llevar un poquito. Y por “dejó llevar” nos referimos a aumentar la probabilidades del ganador de 14 majors para Augusta a una cifra ridícula de 15-1 después de un comienzo fuerte el viernes, convirtiéndolo en uno de los favoritos a conquistar la chaqueta verde. Una apuesta un tanto agresiva, dado que el tipo solo jugó una vez en Augusta National desde 2013.

Sin embargo, con el jugador de 42 años listo para jugar su primer torneo oficial del PGA Tour en el últmo año en el Farmers Insurance Open de esta semana, los hombres sabios del desierto están tomando una postura más pesimista al pronóstico inicial de Woods.

Según BetDSI, los marca apuestas no creen que Tiger juegue el fin de semana en Torrey Pines, dándole a Woods +100 en probabilidad a que juegue el fin de semana (contra un -140 de que ni pase el corte).

Otras apuestas para la semana incluyen su primer drive encontrando el fairway (Sí -180, No +145), terminando entre los top 10 (Sí +350, No -550), total de birdies en la semana (sobre/debajo 6.5) y su score más alto en un hoyo (sobre/debajo 7). Woods también está listado en +4000 para ganar el evento, el cual cuenta con un field de primer nivel con figuras como con Jon Rahm, Hideki Matsuyama, Rickie Fowler, Justin Rose y Jason Day, entre otros.

El libro de apuestas está también en el lado negativo en cuanto al largo plazo del regreso de Woods, colocándolo:
– Probabilidades de ganar un evento del PGA Tour / Euro Tour en el 2018 (Sí +1700, No -4000)
– Probabilidades de ganar un major en 2018 (Sí +3000, No -7000)
– Pegar un 80 o peor en una ronda (Sí -130, No +100)

En su única aparición en el tour la temporada pasada, Woods no pasó el corte en el Farmers Insurance Open, tirando 76-72. Fue solo la decimoctava vez que falló el corte en su carrera. Del mismo modo, Torrey Pines ha sido territorio perfecto para Tiger, habiendo ganado nueve veces (ocho como profesional, incluyendo el U.S. Open de 2008) en esa cancha.

Esta semana marcará su primera aparición oficial desde que se retiró del Dubai Desert Classic el febrero pasado.