Destacado Hace 1 año

¿Cuándo regresará Tiger al tour? Aquí las posibilidades

Es inevitable comenzar a pensar en un regreso al escuchar que Tiger Woods ha sido autorizado por los médicos para reanudar la práctica deportiva. ¿Es peligrosamente prematuro ver cómo no ha jugado un torneo en ocho meses? Por supuesto. ¿No dijo su agente Mark Steinberg que el 14 veces ganador de majors tomaría las cosas con calma como precaución? Tal vez.
Pero en el caso de que la práctica de Woods vaya mejor de lo esperado, comience a entusiasmarse, y decida que está listo para enfrentarse a todos, deberíamos considerar algunas de sus opciones.

 

Opción 1: Shriners Hospitals for Children Open, Las Vegas, 2-5 de noviembre.
Las probabilidades de que esto ocurra: Menos probable que John Daly deje la cerveza.
Se presume que Woods solo ha estado practicando durante un par de semanas, y habrá mucho óxido para enfrentar. En el lado positivo, este es un evento que ganó en 1996, y podría estar motivado para repetir esta foto.

Tiger

 


Opción 2: Hero World Challenge, Bahamas, Nov. 30-Dic. 3
Las probabilidades de que esto ocurra: Casi tan probable como una reunión con Steve Wiliams, su ex caddie.
Todavía parece muy temprano, y en este momento, Woods no está en el field (que, por cierto, consta de solo 18 jugadores). Por otra parte, este es SU evento, no hay corte, e incluso si se jugase 72 hoyos en 10 sobre par, todavía se garantizaría un top 20.

Tiger


Opción 3: Farmers Insurance Open, San Diego, 25-28 de enero
Las probabilidades de que esto ocurra: Sucedieron cosas más locas
Hay un alto nivel de confort en Torrey Pines para Woods, donde ha ganado siete veces como profesional, incluido el Open U.S. 2008. Pero ese registro también puede ser un elemento disuasorio al ver cómo provoca comparaciones irracionales con su anterior yo. Esto sucedió el año pasado, cuando Woods jugó sus dos únicas rondas oficiales en el PGA Tour y falló el corte por una milla.

Tiger


Opción 4: Genesis Open, Pacific Palisades, California, del 15 al 18 de febrero.
Las probabilidades de que esto ocurra: Bastante buenas, en realidad.
Aunque Riviera es uno de los pocos lugares clásicos donde Woods nunca ha ganado, sus empresas TGR Live operan el torneo que es en beneficio de la Fundación Tiger Woods, por lo que es justo pensar que el torneo disfrute del impulso del anfitrión. Adecuadamente, este es el lugar donde Woods jugó su primer evento de PGA Tour, en 1992 a los 16 años.


Opción 5: El Honda Classic, Palm Beach Gardens, Florida, del 22 al 25 de febrero de 2018
Probabilidades de que esto ocurra: Menos probable.
Por un lado, Woods jugaría de local y también ganó aquí, así que uno podría ver por qué PGA National podría ser atractivo. ¿La razón por la que no sería atractivo? Está constantemente entre las canchas más difíciles en el PGA Tour, con el agua amenazante, lista para enviar escalofríos por la espalda recientemente operada de Woods.


Opción 6: Arnold Palmer Invitational, Orlando, Florida, del 15 al 18 de marzo de 2018
Las probabilidades de que esto ocurra: Marginalmente decentes.
Bay Hill también ha sido amable con Woods, donde ha ganado ocho veces, por lo que hay allí muchos de los beneficios e inconvenientes inherentes que también enfrentaría en Torrey Pines. Trabajar a favor del torneo es probable a cinco meses de distancia, y será una oportunidad para honrar la memoria de Arnie.

Tiger


Opción 7: The Masters, Augusta, Georgia, del 5 al 8 de abril de 2018
Las probabilidades de que esto ocurra: también decentes, no aconsejables.
Uno pensaría que si Woods estuviera en buena forma jugando el Masters, también estaría lo suficientemente bien como para conseguir una puesta a punto primero en un evento como Bay Hill. Curiosamente, sin embargo, Woods ha tomado esta ruta antes. En 2010, optó por Augusta para ser el sitio de su regreso al golf después de un exilio autoimpuesto a raíz de su escándalo sexual. Incluso tan recientemente como 2015, Woods se perdió dos meses debido a una lesión y decidió convertir al Masters en el escenario de su regreso. Puede que no sea la manera más prudente de prepararse para un campeonato importante, pero Woods ha demostrado que no tiene miedo de saltar sin entrar en calor.