Recomendados Hace 2 años

Tiger: “No hay prisa, pero quiero jugar golf profesional otra vez”

Esta semana Tiger Woods dio un parte bastante positivo de su recuperación. No obstante, el ganador de 14 majors no ofreció detalles de cuándo podemos esperar verlo nuevamente en el campo.

“Todo lo que puedo hacer es llevarlo dia a dia. No hay apuro”, escribió Woods en su sitio web. “Pero digo, sin dudarlo, que quiero jugar al golf profesionalmente de nuevo.”

Woods no  superó el corte  clasificatorioadel único evento del PGA Tour que disputó en 2017 en Torrey Pines y después se retiró durante la primera ronda del Dubai Desert Classic por espasmos en la espalda. Después de dejar pasar el Masters – si bien fue a la Cena de Campeones – Woods se sometió a una cuarta operación en la espalda a fines de abril que lo dejó fuera durante el resto de la temporada 2016-2017 del PGA Tour. Su cuarto procedimiento fue algo diferente a los otros tres, en cuanto fue una fusión, algo considerado como último recurso. Woods explicó el porqué de la cirugía.

“No podía vivir con el dolor que sentía. Tratamos con cada medio no quirúrgico posible y nada funcionó. Tenía días buenos y días malos, pero el dolor estaba ahí, y no podía hacer mucho. Incluso acostarme dolía. Tenía un dolor nervioso con cada cosa que hacía y me agotó. El proceso que llevó a mi decisión fue extenuante. Consulté con un especialista, y después de ver mis opciones, ahí fue cuando decidí ir a Texas y que me operen.”

Woods dijo que la operación le dio “un alivio nervioso instantáneo”, y que no se ha “sentido así de bien en años”. Woods no pudo aparecer en su “Tiger Jam” anual en Las Vegas el fin de semana pasado (le agradeció a Kate Upton y Wesley Bryan, entre otros por sus roles en su ausencia), no obstante, y dice que “no puedo moverme por otros dos meses y medio, tres”. Si bien se lo ha visto afuera un par de veces, con ese tipo de limitaciones físicas, Woods dice que se está “concentrando en objetivos de corto plazo” y que “actualmente, no estoy mirando lo que vendrá”.

El ex Nº 1 del mundo si miró en su bola de cristal, no obstante, para predecir un resultado deportivo. Cree que los Golden State Warriors van a ganar el campeonato de la NBA.