Protagonistas Hace 6 meses

Shubhankar Sharma y ser un pro vegetariano en el tour

En el mundo profesional del golf obsesionado con las estadísticas – donde se puede encontrar, digamos, cuáles jugadores pegaron los mejores golpes de aproximación desde el rough de la derecha contra los que lo hicieron desde la izquierda – no parece haber datos sobre las dietas de los jugadores. Si los hubiera, Shubhankar Sharma sería uno de los pocos vegetarianos.
“Jamás en mi vida he comido carne,” dice Sharma, 21, oriundo de la India. “Toda mi familia es vegetariana. Es una elección religiosa.”
No parece afectar su juego. Sharma ganó dos veces en el European Tour desde diciembre 2017 y empató el noveno lugar en el World Golf Championship en la Ciudad de México en marzo, donde jugó en el último grupo con Phil Mickelson. Ha pegado un salto hasta el puesto 66 del ranking mundial de golf y consiguió una invitación especial al Masters.
Aún así, apegarse a una rutina vegetariana no siempre ha sido fácil. “Decididamente me costó mucho en mi primer año en el tour, tratando de armar mi dieta de viaje,” dice Sharma. “No todos los lugares a los que vamos entienden. Yo les digo, ‘No como pollo ni carne,’ pero aún así me sirven un plato que tiene carne. Pero el Tour Europeo ha sido muy diligente en lograr conseguirme la comida que yo necesito. También me he vuelto más eficaz. Viajo con comidas vegetarianas pre-cocidas, así que si me encuentro en una situación donde no me den la opción vegetariana, puedo sacar una de ellas, colocarla en el microondas y estoy listo.”

Además de ser vegetariano, es alérgico al gluten, algo que también le dificulta viajar por Europa. El arroz es infaltable en su dieta cuando está en casa. Él dice que podría comer arroz y curry tres veces al día, los 365 días del año y sería feliz. Pero en Europa Sharma encontró poco arroz y mucho pan y queso.
Sharma trabaja con un nutricionista para asegurarse de tener bastante proteínas en su dieta. Se prepara un batido proteico en las mañanas y en las noches y se asegura de llenar su sistema con vegetales altamente nutritivos después de jugar. “La espinaca y el brócoli son los más importantes,” dice Sharma. “Como todo el brócoli que esté a mi alcance.”

Hijo de un coronel del ejército, Sharma se inició en golf de manera casual. El obstetra de su madre era Tushar Lahiri, el padre del conocido golfista indio Anirban Lahiri. Lahiri alentó al padre de Sharma a que lo llevara a la cancha. Nadie en la familia de Sharma había jugado al golf. Lo agarró enseguida y en menos de 10 años, se volvió pro a los 16, se unió a la gira de desarrollo asiática.
La cancha de golf, dice Sharma, es de hecho el lugar más fácil para ser vegetariano. “Como frutas secas todo el día. Las bananas son bárbaras y las barras energéticas tienen alto valor proteico.”
Uno de los beneficios de ser vegetariano es que Sharma aprendió qué necesita su cuerpo para rendir al máximo. “Ser vegetariano no es para cualquiera, pero debería tomarse el tiempo para entender qué cosas hacen que su cuerpo rinda mejor. Preste atención a lo que come y a cómo reacciona su cuerpo ante esa comida. Su cuerpo le hará saber si lo está alimentando con cosas que no quiere. Sentirá cansancio y empezará a moverse con lentitud y a no pensar con claridad cuando no come bien.”

¿La mejor parte de ser un viajero vegetariano? A diferencia de algunos de sus colegas, nunca se ha intoxicado con comida.


EL PLATO FAVORITO DE SHARMA

▶ Cómo preparar Rajma, un curry vegetariano popular
Ingredientes
1½ cucharada sopera de aceite o manteca clarificada
½ cucharada sopera de pasta de jengibre-ajo
¾ taza de cebolla (picada)
¾ taza de tomate (picado)
½ taza de porotos colorados secos
1½ tazas de agua
½ cucharada sopera de polvo de ají rojo
Cúrcuma a gusto
1 cucharada sopera de coriandro
¼ cucharada sopera de comino
½ cucharada sopera de garam masala
1 pimiento verde
Hojas de cilantro

Instrucciones
1. Ponga los porotos colorados en remojo desde la noche anterior.
2. Enjuáguelos, colóquelos en una olla y cúbralos con agua. Lleve a hervor y cocínelos durante 90 minutos. Controlar a los 90 minutos: si están blandos, déjelos aparte. Si están firmes, siga cocinándolos.
3. En otra olla, a fuego medio, saltee el comino, la pasta de jengibre-ajo con el aceite o manteca clarificada.
4. Agregue los tomates, mezcle mientras los cocina hasta que comience a hervir. Agregue las demás especias.
5. Agregue los porotos cocinados, mezcle y decore con las hojas de cilandro. Sírvalo sobre arroz.