Instrucción Hace 1 mes

Cómo salvar el par, por Justin Rose

CUANDO GANÉ el Fort Worth Invitational a principios de año tuve dos approach y putt clave en los últimos nueve hoyos del domingo. Me fui a un bunker junto al green en los hoyos 14 y 16 – nadie sabe lo difícil que era ese golpe en el 16 – pero pude salvar el par en ambos para ganarle a Brooks Koepka. No estoy alardeando. Estoy diciendo esto porque podría haber parecido que yo estaba haciendo el mismo swing en esos bunkers pero les aseguro que mis jugadas fueron bastante distintas. En el 14 jugué un golpe pesado para que la bola saliera y corriera hacia el hoyo. En el 16 tenía que hacer que la cabeza del palo llegara super cerca de la bola para pellizcarla y lograr mayor efecto. Si hubiera jugado un golpe estándar de bunker desde cualquiera de esos asientos, quizás no me hubiese calzado el saco escocés del ganador. →La lección aquí es que existe más de un modo de ejecutar varios golpes alrededor de los greens. Cierto, necesita conocer algunos de los fundamentos básicos universales cuando está a punto de jugar un chip, un golpe globo, un golpe desde el bunker o un putt. Pero no existe un golpe para todo. Para ser un buen jugador de juego corto tiene que ser creativo. Se trata de evaluar el asiento de la bola, determinar qué quiere que ella haga y emplear el swing correcto para hacer que suceda. Déjeme que le muestre qué quiero decir con creatividad mientras le cuento cómo juego diversos golpes alrededor de los greens. Creo que si encara al golf a conciencia, salvará el par mucho más seguido.

‘LA TENTACIÓN ES A TOMARSE MÁS TIEMPO PARA JUGAR UN PUTT IMPORTANTE … PERO ESO AGREGARÁ TENSIÓN A SU GOLPE’.

GOLPES DESDE EL BUNKER
Como comencé con una anécdota de mi juego en el bunker, este es un buen punto para arrancar esta nota. Cada tiro desde un bunker ubicado junto al green comienza con los dos mismos objetivos: (1) crear suficiente velocidad de la cabeza del palo para darle potencia a la bola para que salga de la arena; (2) Golpear la arena antes que la bola. Dicho esto, las alteraciones en su stance, el palo y el swing pueden hacer que la pelota haga cosas muy diferentes. Por ejemplo, si tengo un tiro largo desde el bunker y necesito que la bola vuele una distancia considerable, dependo más del bounce y hago un swing bien chato. Para lograrlo ensancho mi stance y bajo las manos. Al bajarlas la cara del palo apunta a la izquierda. Pero si abro la cara contrarresto eso. Además sé que muchos jugadores hacen un swing de afuera hacia adentro para cortar a través de la arena. Pero eso mata la energía que requiere este golpe. En cambio haga un swing aplicando más energía hacia el objetivo.
Ahora, digamos que estoy en una situación donde necesito más efecto, tal vez tengo que detener la bola rápidamente por una bandera cercana. Mi técnica cambia un poco. Adelanto el peso y pego un hachazo justo detrás de la pelota. Confío en que el filo del palo – no el bounce – atrape la bola con bastante efecto. Este también es el tipo de golpe que jugaría si no hubiera mucha arena en el bunker. La cantidad de arena – y el tipo – deberían influir en su juego. Por ejemplo, Augusta usa mármol triturado que dificulta imprimirle efecto a la bola. Muchas canchas links, en cambio, tienen una arena más fina donde es necesario usar un poco más el bounce y crear más velocidad del swing.
Podría seguir hablando bastante tiempo sobre cómo ejecutar varios tiros desde el bunker, pero prefiero darle estos básicos para que pueda trabajarlos. Cuando la arena está esponjosa y/o usted necesita hacer volar más el tiro, párese más ancho, abra la cara y deje que el bounce haga el trabajo. Deslice el palo por la arena. Puede pegarle varios centímetros atrás de la bola y básicamente lograr el mismo resultado siempre que conserve la velocidad del swing.
Cuanto más largo sea el golpe, más largo será el follow-through. Cuando tiene un asiento con poca arena o rebotador, lleve el peso hacia adelante y pegue hacia abajo directamente detrás de la bola. Una vez más, cuanto más largo sea el follow-through, más lejos rodará la bola.

GOLPES GLOBO
Este es un buen momento para fluir hacia los golpes de pitch con lofts altos, porque una de las técnicas usadas aquí es bastante parecida a la de un golpe de bunker. Cuando tiene un mal asiento de pelota, de esos que siente que le va a llevar un esfuerzo o precisión importante para deslizar el palo por debajo de la bola, le servirá mucho más pegar un golpe como si estuviera en el bunker. Debería llevar 90 por ciento del peso hacia el costado de adelante, ubicar la bola un poco atrasada en el stance, abrir bastante la cara del palo y realmente comprometerse a meter el filo del palo en el pasto. Como referencia preste atención a cómo juega los golpes globo Phil Mickelson. Su manera exige precisión así que yo no lo haría desde un asiento bueno salvo que lo practique mucho. Pero desde un mal asiento es la mejor opción para llevar el filo del palo por debajo de la bola – y eso es imperativo. El superintendente no va a estar feliz con el pozo que hará en el pasto, pero este es el tiro desde un asiento enmarañado.
El golpe globo que debería pegar en todas las demás situaciones es bastante más fácil de ejecutar. Cuando puede pasar el wedge fácilmente por debajo de la bola debería tener la sensación de hacer un swing chato, barredor y de draw. Mis brazos y el cuerpo se mantienen muy conectados. Lo que quiero decir es que mis codos se sienten adheridos a mis costados. Adelanto la bola, abro la cara y me propongo hacer un swing completo. No se preocupe por pegarle demasiado lejos. Con la cara abierta la pelota no avanzará más de 30 yardas.
La tendencia de los aficionados en los golpes globos es preparar el golpe con un stance angosto, hacer el swing demasiado empinado y permitir que el palo salga con fuerza hacia la izquierda. Pero eso hace que el swing llegue a la base de manera inconsistente – crea una fisura profunda en forma de V. Tiene que ser muy preciso con el contacto de esta forma. Es por eso que tomar el stance bien ancho con la cara abierta es más aceptable. El palo puede llegar a la base del swing detrás de la bola justo como si fuera un tiro desde el bunker y aun así le pegará bastante bien.

GOLPES DE CHIP
Existen varias técnicas para el chip, pero creo que puede reducirlas a dos estilos – la manera en que Seve Ballesteros jugaba los chips y la manera en la que lo hace Phil Mickelson. Yo estoy haciendo la transición hacia el estilo de Seve y le explicaré la diferencia en un rato. Primero repasemos las dos facetas más importantes del chipping. La primera es comprender dónde hará base el palo en relación a la bola. Suponiendo que usted no se movió más cerca o lejos desde su postura en el address, el palo hará base directamente debajo de la axila izquierda. Eso significa que si coloca la pelota detrás de esa posición, el punto bajo estará delante de ella. Y si coloca la bola adelantada y el mango del palo atrás, el palo golpeará el suelo antes de llegar a la pelota. Dónde haga base el palo influirá en gran medida sobre la reacción de la pelota por ende si quiere tener algo de predictibilidad en su juego con el wedge, asegúrese de conocer el punto donde el swing llegará a la base. Lo segundo que necesita recordar es que cualquiera sea la posición que usted ubicó el palo en la preparación del golpe, esa será la posición que necesita en el impacto. Eso significa que es super importante mantenerse quieto durante un chip. Si su cuerpo se desplaza, el punto bajo se moverá y lo más probable es que falle el golpe.
Ahora que entiende los fundamentos, aquí le doy dos técnicas para que tenga en cuenta. La manera de jugar el chip de Seve puede resultarle más fácil. Él sostenía el palo muy suavemente, abría la cara y permitía que el palo se deslizara por el césped, incluso haciendo contacto con el suelo antes de que con la bola. Eso estaba bien porque el bounce del wedge cepillaba el suelo. No había cavado. Esto produce un golpe donde la pelota sale suave y rueda una vez que aterriza. Yo prefiero la técnica de Seve y yo controlo la distancia alterando el radio de mi swing. Mi brazo izquierdo se siente más largo en los chips más largos – pero mis codos quiebran y mi radio se acorta cuando no quiero que la bola vaya demasiado lejos. La clave está en mover el cuerpo, los brazos y el palo todos juntos. Si usted quiere usar esta técnica necesita confiar en que si bien el palo puede tocar el suelo antes que a la pelota, igual pegará un buen golpe.
El enfoque de Phil también es eficaz, en especial si le da temor pegarle al suelo antes que a la pelota. En su método, el palo quiebra en el backswing y se mantiene quebrado a medida que el cuerpo rota hacia el objetivo. Phil lleva el palo hacia abajo y hacia la bola – no está barriendo el suelo. Es un quiebre y un pellizco. Mi único tema con este enfoque es que tiene que ejecutarlo de manera perfecta cada vez. Si usted es un jugador que mueve un poco el cuerpo, el margen de error es demasiado grande con esta técnica.

PUTTING
Hay tres cosas importantes en el putting. La primera es fabricar una buena imagen en su mente sobre el putt – ver el recorrido que tiene que hacer la pelota. Yo imagino un tubo o canal en el green que establece los primeros metros de mi línea. No apunto mi putter. Imagino hacer rodar la bola por ese tubo. Cuando me estoy preparando para jugar el putt, mis ojos están quietos sobre la pelota, pero estoy pendiente del hoyo. Es ahí que sé que tengo que apretar el gatillo.
La segunda cosa importante son en realidad tres cosas: ritmo, tempo y velocidad. La tentación es a tomarse más tiempo cuando se tiene un putt importante, y luego tratar de manipular la bola hasta dentro del hoyo. Pero eso le agregará tensión al golpe. Si quiere embocar, necesita que fluya. El ritmo del putt también es importante. Mi proporción de backswing a swing a través es de 1,8 segundos a 1. Dicen que 2 a 1 es ideal, pero lo importante es que los números sean constantes. Mis putts malos suceden cuando me demoro mucho al ir hacia atrás y luego acelero mucho al ir hacia adelante. Asegúrese de prestarle atención al ritmo.
El tercer punto importante es lograr un golpe estable. Yo pasé a una empuñadura estilo “claw”, donde la mano derecha está extendida y el grip descansa entre mi pulgar y el dedo índice. Mis manos son super sensibles y con un grip tradicional siento todos los pequeños movimientos del palo. Eso me distrae. El “claw” me ayuda a dejar quietas mis manos en el golpe lo que a su vez me permite hacer rodar la bola en la línea pretendida con facilidad.
Una de las maneras en las que logré incorporar este movimiento es con un ejercicio donde meto mi remera levemente bajo mi axila izquierda. Eso hace que el brazo y el pecho trabajen juntos. Es un dispositivo de entrenamiento bastante barato y uno que lo puede ayudar si está usando mucho las manos en el putting. Necesita que el golpe esté impulsado más con los hombros.
Creo que el putting es la parte más creativa del golf, lo cual me retrotrae a lo que estaba diciendo sobre tratar de no ser tan robótico en la manera que encara los golpes alrededor de los greens. Seve pudo haber tenido el mejor juego corto de todos los tiempos, pero nunca escuchará a nadie etiquetarlo como técnico. Si quiere salvar el par más seguido, canalice su Seve interior.