Equipamiento Hace 3 años

Rory utilizará maderas y hierros Callaway, putter Odyssey, pelotas y wedges Titleist

Después de que Nike se retirase del negocio de equipamiento esta temporada, Rory McIlroy mencionó que no tenía ninguna intención de firmar un nuevo contrato. En lugar de eso, tenía planeado experimentar con las diferentes opciones en el mercado, buscando encontrar el nivel de comodidad correcto. Parece ser que la búsqueda del ganador de cuatro majors ha terminado.

callaway

Aunque McIlroy no ha llegado a un acuerdo con ningún patrocinador, va a lucir nuevos palos en el 2017. Según un reporte de NoLayingUp.com, McIlroy cambiara a unos palos Callaway (el nuevo driver GBB Epic Sub Zero) y hierros (Apex MB), un putter Odyssey, una pelota Titleist (Pro V1x), y unos wedges (Titleist Vokey).

“Quiero jugar con la nueva pelota Pro V1x y sé que los drivers de Callaway son los mejores para eso,” McIlroy le dijo al sitio. “También sé que mis hierros Nike no funcionan muy bien con las pelotas Titleist por el formato que tienen. Imprimen demasiado spin y pierden distancia.”

Mientras que el cambio de equipamiento no es sorpresa – McIlroy había testeado un TaylorMade M2 en el otoño – el cambio a Titleist genera bastante intriga. McIlroy estaba muy cómodo con la pelota de Nike RZN Tour Platinum.

“No hay necesidad de empezar a cambiar solo porque puedo. Estoy cómodo con todo,” dijo McIlroy en Bethpage Black. “Les pedí que me guarden una reserva pelotas que me dure tres años, así que tengo una pelota que me gusta y juego bien con ella.”

Hablando con Mike Johnson, de Golf Digest, McIlroy habló más sobre su relación con la pelota de Nike.

“El tacto de la pelota lo es todo. Todo empieza con cómo se siente la pelota de golf. El sonido es una gran parte del todo para mí,” explicó McIlroy. “Una pelota puede ser suave pero si genera un ruido agudo al golpearla, se siente casi dura. El tacto y el sonido deben ir de la mano. Se tiene que sentir bien en todos los tiros, incluso los putts.”

Pero, como McIlroy remarcó, no tarda mucho adaptarse a una nueva pelota.

“La necesidad de re-calibrar después de un cambio de pelota no lleva mucho tiempo,” McIlroy dijo. “Es más tiempo gastado en la cancha ganando confianza. Te acostumbras al vuelo y al tacto. Cuando ves las mejoras, es más fácil ganarle confianza y sentirte cómodo.”

Según NoLayingUp.com, se espera que McIlroy estrene sus nuevos chiches en el BMW South African Open el 12 de enero.