Protagonistas Hace 1 año

Récord: Un aficionado jugó 878 rondas en un año

Barry Gibbons pasó por el driving range a principios de este año pensando que podía pegar algunas pelotas. Pero se llevaría una sorpresa. “Fue como si le hubiera pegado a una pared de ladrillos,” dice Gibbons. “No me había dado cuenta de cuanto daño le había hecho a mi cuerpo.” ▶ Estaban los pies llenos de moretones. Las costillas adoloridas. El manguito rotador roto. Me dolía todo. ▶ No es que tenga que sentirse muy mal por él. Durante los 12 meses previos, Gibbons no solo jugó al golf, se entregó por completo a él. Caminó una cantidad sorprendente de 878 vueltas en 2016, quebrando el anterior récord mundial de 611. Y se llevó los palos en cada vuelta.

Su 2016 épico también rompió el récord mundial Guinness de cantidad de vueltas en un año (812), un récord hecho por un golfista que manejaba un carro.

“Cuando yo decido que voy a hacer algo, estoy dispuesto a hacer todo lo necesario para que suceda,” dice Gibbons, 57, un vice presidente de ventas de IBM retirado. “Algunas veces soy un poco extremista en eso.”


DOBLE ZAMBULLIDA el 12% de los golfistas promedio que juegan el hoyo 17 de TPC Sawgrass la hunden en el agua dos veces.


Desde compañeros de juego que le preguntaban constantemente por su cruzada a extraños que le traían alimentos a media vuelta, Gibbons estaba sorprendido por la atención y el apoyo que recibió. “No quería decepcionarlos,” dice Gibbons. Fue importante que su esposa – sí, tiene una esposa – Joy, apodada la Viuda del Golf por sus amigos, creara un sitio web (breakthegolfrecord.com) que registraba su progreso.

Gibbons caminó aproximadamente 10.241 kilómetros en esas 878 vueltas, casi el equivalente a dar un paseo desde su casa en Austin hasta Ridgefield, Connecticut, donde tiene otra casa. Y de vuelta. Dos veces.

Gibbons, quien llegó a jugar hasta 90 hoyos en un día, perdió 15 kilos a pesar de que Joy calculó que él llegó a comer más de 240 kilos de helado. (¡Psst! Si usted está considerando intentar algo así, trate de bajar más peso.) Gibbons también recortó su índice de handicap USGA de 8,0 a 1,2 antes de terminar el año en 3,0.

“Es también increíble cómo se pasan de rápido 18 hoyos ahora,” dice Gibbons. Está pensando en romper el récord de mayor cantidad de canchas jugadas en un año (449) en 2018. Logísticamente, eso va a ser más difícil de lograr. Gibbons jugó 774 de las vueltas del año pasado en solo tres canchas. “Creo que voy a necesitar una casa rodante para quebrar el récord de mayor cantidad de canchas jugadas,” dice. “¡Todavía no he convencido a mi esposa!”

La misión de Gibbons en 2016 incluyó jugar la vuelta que quebró el récord de 612 con su papá en Colorado en Septiembre, un hoyo en uno en noviembre y un birdie que selló la vuelta final en su club – The Hills’ Flintrock Falls Course en Austin – en la víspera de Año Nuevo. Con unos 125 seguidores observando, Gibbons brindó con champagne sobre el green del 18. Y finalmente descansó.

“No fue monótono porque cada vuelta es distinta,” dice Gibbons. “No creo llegar a ser nunca un tipo de 18 hoyos por día.”

El año de Gibbons en cifras
Vueltas 878
Hoyos 15.804
Kilómetros 10.241
Vueltas por día 2,4
Promedio de score 77,2
Mejor score 69
Costo por vuelta UD$8,92
Kilos perdidos 15
Días sin golf 23
Pares de zapatos de golf 19
Hoyos en uno 1