Recomendados Hace 3 meses

Rafael Nadal también quiso chequear el final de Tiger durante un partido el domingo

A veces la vida se interpone en el camino de los deportes. Es una realidad dura, pero una que todos eventualmente tenemos que encarar mientras estamos parados en un pasillo de la oficina mirando al vacío mientras el mundo se derrite. Las cosas se vuelven aún más complicadas cuando tu vida es el deporte. Pregúntenle a Rafael Nadal, quien tuvo que lidiar con una molesta final en la Copa Rogers interrumpiendo un cierre épico de Tiger Woods en Bellerive el domingo.

Tennis TV ✔@TennisTV

“Tengo que ver cómo le va a Tiger!”

¡Cuando tenés la final de la #RogersCup a las 4pm pero también sos un fan masivo del golf!

Después de su victoria contra Stefanos Tsitsipas 6-2, 7-6 (era imposible que eso siga a un tercer set con El Tigre jugando como estaba), Rafa, como todo pobre fanático del golf en el planeta tierra – incluyendo nuestro país y a todo el Reino Unido, donde el PGA Championship NI SIQUIERA FUE TRANSMITIDO – inmediatamente empezó a revisar su celular para ver como le estaba yendo a su amigo. “¿Cómo está Tiger?” le pregunto al público, quien, seamos honesto, estaban tan atentos del score como él.

Lo interesante es que la trayectoria de la carrera de Rafa no es tan diferente a la de Tiger: periodos de dominio casi impensados interrumpidos por lesiones devastadores. Quizás eso explica por qué el mejor tenista preferiría estar viendo como le va a Tiger a 1300 kilómetros de distancia que ganar él mismo. O quizás es testamento del increíble magnetismo de Tiger cuando juega. De cualquier manera, es bueno ver que no estemos solos. ¿Ves, cariño? Te lo dije.