Instrucción Hace 3 meses

Juegue el putt con un híbrido, por Michael Breed

TAL VEZ SE HAYA VUELTO SABIO y está jugando el putt en vez del chip en estos pequeños golpes desde la escarpada. ¡Fantástico! El problema es que seguramente esté usando el putter. Si solo tiene que atravesar entre metro y medio y dos metros de collar, el putter tiene sentido. Pero a medida que se vaya alejando, jugar el putt con un híbrido es lo más coherente.

Piense en esto: ¿cuán seguido tiene la sensación de que revienta un putt desde fuera del green y a pesar de ello se queda corto? Eso se debe a que cuando usa un putter, el cual solo tiene algunos grados de loft, hará rodar la bola sobre todo ese pasto entre usted y el green. Eso crea fricción entre la bola y el suelo, sacándole energía al golpe. Con un híbrido, el cual tiene 20 grados de loft, usted hace rebotar la bola a través del collar, produciendo menor fricción (abajo). Es mucho más fácil llegar al hoyo. Física simple.

La técnica con el híbrido es la misma que con un putt normal. Tome el grip normal del putting, agarrando el palo más abajo para lograr mejor control, ubique la bola en medio del stance, reparta el peso entre ambas piernas y haga un movimiento simple de brazos y hombros hacia atrás y a través. Si el palo todavía se siente largo, flexione las muñecas en el address, enderezando la vara todo lo posible mientras siga sintiéndose cómodo. (Bonificación: eso minimizará el movimiento de las muñecas para estabilizar el golpe.)

Un punto para tener en cuenta: la bola sale con más fuerza de la cara de un híbrido que de un putter. Entonces cuando esté evaluando cuán fuerte pegar un golpe, piense en el collar como si fuera el green y juéguelo como un putt largo. Esa es una buena técnica para acertar la velocidad.

MICHAEL BREED opera su academia en el Trump Golf Links, Ferry Point, Ciudad de Nueva York.