Instrucción Hace 8 meses

¿Un problema común del impacto de pelota? Cambiar la postura

postura
Es fácil caer en un trance al observar a los jugadores del tour ejecutar golpes. Hacen el swing con tan poco esfuerzo que resulta difícil elegir qué es lo que hacen distinto a usted. Pero uno de los beneficios de nuestra investigación SwingTRU es que usted no necesita descifrarlo. Nosotros lo hicimos por usted. Nuestro análisis de decenas de miles de swings nos permitió identificar las diferencias entre cómo juegan al golf los mejores jugadores – y los de cualquier nivel de handicap. Una de las cosas que se destaca es la inclinación del hombro desde el punto de impacto hacia el follow-through.
La inclinación del hombro es el ángulo que usted obtendría si dibujara una línea a través del tope de sus hombros y la midiera en relación al suelo. Los grandes jugadores tienen cerca de 50 grados de inclinación a medida que hacen el swing a través del impacto, pero los altos handicaps suelen perder la postura durante el swing y realizan un giro de hombros más nivelado (ver gráfico).
Cuando usted no tiene suficiente inclinación, es muy difícil hacer que el swing se mueva en la dirección correcta desde adentro de la línea objetivo a través de la pelota. El resultado son slices enormes con el driver, contacto pobre y divots profundos con los hierros y una falta de control de la distancia con cada palo.
Si no se está inclinando lo suficiente, pruebe este ejercicio. Ni siquiera necesita un palo. Sostenga una pelota en su mano dominante y tome la postura de golf. Láncela por abajo hacia el objetivo mientras mantiene la oreja derecha apuntando al suelo y el hombro derecho más abajo que el izquierdo. Haga esto una y otra vez. Transfiera esa sensación a su swing y empezará a ver mejoras en el impacto de pelota – eso incluye aumentar en uno o dos palos la distancia.

Patrick Nuber tiene su base en la sede central de GolfTEC en Englewood, Colorado. Su obra de beneficencia es PGA Reach.


▶ La investigación del movimiento SwingTRU de GolfTEC midió a 40.000 golfistas de todos los handicaps y descubrió que los jugadores de elite inclinan sus hombros a través del impacto un 20 por ciento más que los que juegan en los 100. La inclinación se define como el ángulo de los hombros en relación al suelo después de que el palo golpea la pelota. Los datos sugieren que a muchos aficionados les cuesta mantenerse en la postura que tenían en el address.