Instrucción Hace 2 semanas

Sáquele el jugo al tiempo en el range, por Claude Harmon III

POR SUPUESTO QUE LOS JUGADORES DEL TOUR pasan mucho tiempo practicando – horas del día ya sea que estén en un torneo o en su casa en una semana de descanso. Pero no hay nada librado al azar en esas sesiones. Los muchachos con los que yo trabajo como Brooks Koepka y Dustin Johnson no están ahí pegando bolas sin un propósito – y esa debería ser su conclusión. Aun cuando no tenga mucho tiempo para trabajar en su juego – ¿quién lo tiene? – puede mejorar si resalta la eficiencia de su práctica. Yo le enseñará cómo enfocarse en las cosas que importan. Si lo hace, probablemente descubrirá que está pasando menos tiempo trabajando en su juego pero está bajando sus scores. ¿Qué tan genial es eso?


EMPIECE POR EL PRINCIPIO
Decididamente debería usar algún tipo de aplicación de análisis de golf o un recolector de estadísticas para identificar las debilidades de su juego. Eso le dirá de inmediato a qué debería dedicarle gran parte de la práctica. Desafortunadamente, muchos jugadores sienten mayor ansiedad con el driver y por eso pasan casi toda la sesión pegando ese palo. Ese es un error por dos motivos. Primero, hacer el swing libremente con el driver sin un plan para pegarle sólido no lo va a hacer mejor desde el tee. No tiene sentido. Segundo, no lo ayuda en las otras partes del juego – probablemente las partes donde realmente necesitaría trabajar. ¿Qué es lo que hacen los pros del tour? Ellos comienzan la práctica pegando pitchs cortos desde un stance angosto, tomando el address con la bola levemente atrasada del centro (izquierda). Están buscando una base consistente del swing y un contacto puro y limpio. Comience su sesión del mismo modo. Una vez que pegue algunos pitchs netos, pase a un palo más largo y una vez más comience con swings suaves, casi en cámara lenta. Para cuando llegue al driver su cuerpo habrá entrado en calor y habrá hecho muchos buenos swings. Si pudiera repetir ese movimiento controlado en la cancha verá una mejora en toda la bolsa.


LLEVE LA CANCHA AL RANGE
Las mejores canchas de práctica tienen objetivos que le permiten visualizar los golpes que pegará en la cancha. Pero usted puede lograr todavía más precisión con tres varillas de alineación. Dé 10 pasos grandes hacia el centro del range y clave una varilla en el suelo directamente por la línea objetivo. Luego clave una varilla a tres pasos grandes a la izquierda de la primera y otra a tres pasos grandes a la derecha. Ya sea que esté practicando su golpe más común o que esté tratando de hacer que la bola tome una curva diferente, ahora tiene postes de referencia y puertas para obtener un mejor feedback (izquierda). Si quisiera pegar fade, trabaje para que los golpes salgan por el medio de la puerta izquierda y que terminen sobre o cerca de la línea del centro. Para un draw, haga lo contrario. Las puertas lo ayudarán a aprender cómo controlar el vuelo de la bola mucho mejor que si solo eligiera objetivos a la distancia y le pegara.


CORRIJA EL TRABAJO DE LOS PIES
Observar a un jugador relativamente menudo como Justin Thomas casi saltar con sus zapatos a través del impacto – y reventar la bola a 325 yardas – probablemente lo tiente a maniobrar la parte inferior del cuerpo para pegarle más largo. ¿La verdad? A menos que usted sea un talento mundial y ya tenga una velocidad de la bola de 288 kilómetros por hora, necesita lograr toda la interacción posible con el suelo para conseguir más distancia. Eso significa dejar más estable el talón izquierdo. Tan pronto como su peso se transfiera hacia la izquierda en el downswing, el talón derecho se eleva demasiado rápido (derecha). Pierde estabilidad para rotar adecuadamente hacia el objetivo y atrapar la pelota en el centro de la cara. Bubba Watson puede pegarle sólido sin importar lo que están haciendo sus pies. Usted necesita tener mejores probabilidades manteniendo ese talón izquierdo abajo mientras hace el swing a través.


BUSQUE LOS MARCADORES ADECUADOS
Gracias a los monitores de lanzamiento, es fácil conseguir el diagnóstico de cualquier swing – y un punto focal parecería ser cómo la velocidad de la cabeza del palo se correlaciona con la distancia. Datos como esos ciertamente tienen su lugar en golf, pero si dedica casi toda su atención a incrementar la velocidad del swing, estará ignorando una parte importante de cómo maximizar la distancia desde el tee. Tipos como Brooks Koepka y Dustin Johnson hacen el swing muy rápido, pero también le pegan a la bola en el centro de la cara del palo – inexorablemente. La próxima vez que practique, olvídese del monitor de lanzamiento de alta tecnología y vaya a la vieja escuela. Rocíe un poco de aerosol para los pies en la cara del driver (o cualquier otro palo) y trabaje en mejorar el contacto. Para pegarle en el centro probablemente tenga que sacrificar algo de esfuerzo y velocidad – pero el resultado lo sorprenderá. Pegarle en el sweet spot y lanzar la bola en el ángulo ideal le proporcionará más distancia – y mayor consistencia – que esos cinco o seis kilómetros extra de velocidad de la cabeza del palo. El golf en el sweet spot es golf de pros.