Protagonistas Hace 4 meses

Players: 10 pesadillas en TPC Sawgrass

Seamos honestos: ¿no está sintonizando el Players Championship para ver el mejor marcador rojo en el mundo? Quieres caos, carnicería, corazones rotos y sueños. Para que los jugadores usen “Pete Dye” como un improperio, tomen sus palos y… ya saben. En honor al torneo de esta semana, aquí están las 10 derrotas más memorables en el Players Championship:

10: J.B. Holmes, 2017

Olvídese de los ensayos en el 17; toda la cuarta ronda de Holmes fue una pesadilla. Comenzando el día a la cabeza, Holmes hizo bogey en tres de sus primeros cinco hoyos y nunca se recuperó, culminando con un doblete de quíntuple bogey. El daño final: un 12 sobre par (84), dejando al nativo de Kentucky desde la punta hasta fuera del top 40. Peor aún, el dolor no fue solo autoinfligido, ya que el golpe de salida de Holmes en el octavo, par 3, golpeó a un espectador en el cabeza.


9: Sean O’Hair 2007

O’Hair era el líder tras 54 hoyos, pero estaba abajo, a dos de su compañero Phil Mickelson cuando llegó al 17. Necesitando hacer algo mágico, O’Hair fue por el alfiler escondido. Una línea agresiva que sí creó magia… magia negra: O’Hair arrojó dos bolas al lago, lo que resultó en un cuádruple bogey. Junto con un bogey en el hoyo final, O’Hair pasó del segundo lugar al 11mo, una movida que le costó aproximadamente 750,000 dólares en premios.


8: Russell Knox, 2016

El escocés estaba rondando el segundo lugar cuando se dirigió a la Isla Verde el sábado por la tarde. Su posición se redujo ligeramente cuando llegó al tee del 18, gracias a tirar tres bolas al agua: aunque un poco decepcionado, no usó flotadores y un tubo para llegar al hoyo el domingo.


7: Robert Gamez, 1990

Fue el Novato del Año en 1990, pero la temporada también presentó una debacle en el 17. Gamez colocó cuatro bolas en el agua, lo que le permitió llegar a la décimo séptima posición. Afortunadamente para Gamez, YouTube aún no existía.


6: Jeff Sluman, 1987

Esto no fue un colapso por sus propias acciones. En un desempate con Sandy Lyle, Sluman tuvo un putter de seis pies para la victoria, su primera en la gira. Mientras se alineaba, un espectador saltó al lago, lo que obligó a Sluman a retroceder. Sluman falló el putt, y su bogey en el 18 le dio el torneo a Lyle.


5: Hal Sutton, 2000

No todos los colapsos terminan en derrota. Sutton mantuvo una ventaja de cuatro golpes sobre Tiger Woods el sábado por la noche con dos hoyos por jugarse. Esa ventaja se achicó después de que Sutton hiciera un triple bogey en el 17. Sin embargo, Sutton se recuperó magníficamente en sus últimos 19 hoyos del torneo para derrotar a Woods por uno.


4: Bob Tway, 2005

El puntaje más alto en el 17 corresponde a Tway en la competencia de 2005, cuando llegó a Island Green el sábado. Entonces Tway procedió a tirar cuatro bolas al agua. La penuria no terminó ahí, porque, mientras que su quinta bola encontró tierra, Tway hizo tres putts para encontrar el fondo del hoyo. El resultado final fue nónuple bogey (12). Y sí, tuvimos que buscar la nomenclatura de “nueve más”.


3: Sergio García, 2013

El 17 no es fácil para el corazón. Enredarse con Tiger Woods no alivia esa presión.  Empatado por el liderazgo con el ganador de 14 veces al frente del hoyo 71, García envió su golpe de salida al agua. Su dropeo, tuvo un destino similar: García cargó un cuádruple bogey. También haría doble en el último hoyo, dejando Sawgrass empatado en el octavo lugar, mientras el título iba para Tiger.


2: Paul Goydos, 2008

Un par en el hoyo 18 le habría dado al jugador de 43 años un momento que definiría su carrera. En cambio, hizo bogey, y se encontró en un desempate con Sergio García. Sus aspiraciones se ahogaron inmediatamente, cuando el primer disparo de Goydos en muerte súbita se fue al agua. Goydos registró un cinco, dando el campeonato a García.


1: Len Mattiace, 1998

El santo patrón de los corazones rotos del Players. Comenzando el día seis atrás, Mattiace, un niño local jugando frente a sus amigos y familiares, hizo ocho birdies en sus primeros 16 hoyos para tomar la delantera. Por desgracia, la posibilidad del primer triunfo en su carrera fue negada después de lanzar tres al agua, tropezando con un quíntuple-bogey (8). No tiró la toalla, haciendo birdie en el último, pero finalmente terminó cuatro detrás de Justin Leonard .