Protagonistas Hace 1 año

El Pigu Romero volvió a la gloria en Alemania

Debe decirse que no parecía el ganador más probable. Pero a una década de su última victoria en el Tour europeo, a cinco años de su última aparición en un evento de tour normal y a nueve años de su último top 10 en un torneo del Viejo Continete, Andrés Romero terminó primero en el BMW International Open. Con 65 golpes una ronda final sin bogeys en el München Eichenried de las afueras de Munich, el Pigu llegó a 17 bajo el par y venció a el campeón del Masters, Sergio García, al inglés Richard Bland y al prometedor golfista belga Thomas Detry, por un solo golpe.

“Estoy muy contento, después de 10 años de haber ganado en el Tour europeo, especialmente en Alemania. Estoy muy, pero muy contento”, dijo Romero, cuya victoria anterior fue en el Deutsche Bank Tournament Players Championship de Europa. “La ronda entera fue muy buena. Estuve enfocado todo el dia. No hice bogeys, lo cual es raro para mi tipo de juego. Me di cuenta que hice siete birdies en los últimos hoyos, pero la ronda fue excelente”.

“Para cuando llegué al green del hoyo 18 estaba nervioso, cuando me puse a pensar que con dos putts podía ganar el torneo me puse muy nervioso. Ahora tengo mi trofeo y disfruto del momento.”

En cuanto a García, su primera “visita” a casa desde ganar su primer major no trajo el resultado que él esperaba. No obstante, el español se sintió lo suficientemente contento con cómo jugó. “Hay que darle crédito a Andrés. Sin estatus, tanto en el Tour europeo como en el PGA, salió y tiró 65 hoy. Estoy feliz por él.”

Claramente, lo más relevante de la semana es el gran giro en la suerte de Romero. Accedió al etorneo como invitado del sponsor, era el hombre que pudo y debería haber ganado el Open de 2007 en Carnoustie. Compitió contra el campeón del Open, Henrik Stenson y contra la estrella en ascenso, Tommy Fleetwood, que terminaron en el top 10. Jugó de una manera que hacía tiempo no se lo veía jugar. Desde 2011 que Romero no terminaba entre los cien mejores. Su única victoria del PGA Tour había sido el Zurich Classic de Nueva Orleans en 2008, cuando terminó como el “novato del año”.

¿No es genial el golf?