Instrucción Hace 2 meses

Patrick Reed ayudará a que sus brazos se conviertan en parte de su swing

ReedTener un hierro 9 en sus manos debería ser una sensación agradable. Es un palo de precisión, uno que debería dejarlo cerca de un putt posible. Entendemos, no obstante, que no todos tienen esas buenas sensaciones cada vez que sacan sus hierros más cortos. De hecho nosotros tampoco. Patrick Reed tiene unos consejos que lo ayudarán a acercarse con sus hierros cortos.

Primero el setup. Usted quiere que su tiro sea preciso, así que asegúrese de que el alineamiento es igual de preciso. Reed dice que hay que comenzar con los pies primero, y ser muy específico con la línea. Su cadera sigue la línea que tomen sus pies y los hombros siguen a la cadera. Así que, básicamente, si no tiene los pies bien puestos, no tiene nada.

A lo largo del swing, Reed recomienda tener las manos en frente a su torso. Obviamente, sus mano están al frente de su torso en el momento del address, pero para mantener esa sensación a lo largo del swing, va a tener que llevar el palo con los brazos y los hombros moviéndose en simultáneo. Lo mismo durante el downswing: “Empiece el downswing a la vez”, dice Reed. “Así sus brazos no se quedan atrás y no provocarán que el palo se caiga detrás suyo”.

Esto ayudará a que sus brazos estén conectados con su cuerpo, mejorando el timing y el contacto. Si no lo hace, la sensación será algo rara, suelta, como si sus brazos estuvieran orbitando alguna parte de la estratosfera en la que su cuerpo no está. Y nadie hace tiros sólidos de esa manera.

Lea también Domine con su driver, por Patrick Reed