Protagonistas Hace 2 semanas

El paso latinoamericano por el intimidante hoyo 17 del TPC Sawgrass

PONTE VEDRA BEACH, FL – MAY 12: A scenic of the 17th Hole during the third round of THE PLAYERS Championship on THE PLAYERS Stadium Course at TPC Sawgrass on May 12, 2018, in Ponte Vedra Beach, FL. (Photo by Stan Badz/PGA TOUR)

Las presiones del famoso hoyo 17 del TPC Sawgrass comienzan mucho antes de que los jugadores emprendan su camino al tee de salida. Los nervios se desatan una vez que dan la vuelta cerca de la casa club. Al llegar al fairway del hoyo 16, el ruido generado por los fanáticos captura su atención y las mariposas comienzan a revolotear en sus estómagos poco después.

El green isla es uno de los hoyos más icónicos en el mundo del golf. Son muchas las ocasiones en que EL PLAYER Championship se ha ganado y se ha perdido ahí, en donde un inocente par-3 puede pasar de sueño a pesadilla en cuestión de segundos.

“La verdad que no hay sensación como llegar al green del 16 y voltear la mirada a la derecha para ver la gran cantidad de público congregado en el 17”, dice el venezolano Jhonattan Vegas. “Tiene su parte divertida, uno puede comenzar a sentir todos esos nervios y toda la energía positiva que se está generando ahí mismo”.

Vegas, quien junto al argentino Emiliano Grillo y el mexicano Abraham Ancer completa el trío latinoamericano en el field de esta semana, comprende los peligros del número 17. En su carrera, el venezolano tiene un score acumulado de 4-sobre par en 20 rondas jugadas en ese hoyo, con tres birdies y seis bogeys o un score peor, para un promedio de 3.20 golpes. Su único top-40 en EL PLAYERS fue en 2012, cuando empató el séptimo puesto. Aquel año hizo par-bogey-birdie-par en el 17.

Son trece los diferentes jugadores latinoamericanos que se han enfrentado al green isla, con un score acumulado de 16-sobre par y un promedio de golpes de 3.06. En un total de 199 rondas, los latinoamericanos han hecho 39 birdies y 37 bogeys o algún score peor.

Si se preguntan quién es el mejor latinoamericano en la historia del hoyo 17, la respuesta es el mexicano Esteban Toledo, con un score de 5-bajo par en 20 rondas jugadas. Toledo hizo seis birdies y solo un bogey o más y eso le alcanza para un magnífico promedio de score de 2.75 golpes.

Los argentinos Emiliano Grillo (3-bajo par en 10 rondas, sin bogeys), Andrés Romero (2-bajo par en 22 rondas) y Eduardo “Gato” Romero (1-bajo par en 4 rondas), son los únicos otros latinoamericanos con un registro bajo par en su carrera en ese hoyo.

“Tenía la distancia perfecta, con un poquito de viento a favor y pegué un gap wedge perfecto”, dijo Grillo al describir el birdie que hizo en ese hoyo en 2017. “Todo lo que tuve que hacer fue apuntar un poquito a la derecha y luego embocar el putt”.

En cuanto al score más alto, el cuestionable honor le pertenece al argentino Ángel Cabrera, quien tiene un total de 6-sobre par en 36 rondas, con siete birdies y seis bogeys o un score peor. Básicamente, el buen récord del “Pato” en ese hoyo se vio arruinado por el 9 (séxtuple-bogey) que anotó en la primera ronda de 2012. Su compatriota José Cóceres (5-sobre par en 13 rondas) y el paraguayo Carlos Franco (5-sobre par en 26 rondas) comparten la segunda marca más negativa.