Recomendados Hace 6 meses

El nuevo calendario del PGA Tour golpea al Honda Classic

PALM BEACH GARDENS, Fla. – Ken Kennerly, el director ejecutivo de Honda Classic, entró en el vestuario de PGA National el lunes por la mañana para asegurarse de que todo estaba listo para la inminente afluencia de 144 golfistas profesionales. Fue recibido por algunos que arribaron temprano e intercambió los saludos habituales y las preguntas sobre la actualidad familiar. También hubo algo que muchos de los jugadores dijeron que no era la típica broma de la principios de semana.

“Varios muchachos me dijeron: ‘Ken, la gira no te hizo ningún favor con el nuevo calendario'”, dijo Kennerly, quien ha estado en el primer torneo del área de la Florida durante 13 años. “He escuchado muchas cosas, de jugadores, representantes de equipos, de agentes, casi todos en el golf”.

El pausó. “Lo que pasa es que tienen razón”.

En los últimos años, Kennerly ha podido contar con Tiger Woods (cuando estuvo sano) y Rory McIlroy en el Honda. Ambos viven cerca del campo de golf. A ambos les gusta la cancha: McIlroy ganó aquí en 2012 para convertirse en el jugador número 1 del mundo. Woods lo persiguió por tramos, haciendo 62 el domingo para terminar segundo. Hace un año, Woods terminó T-12, una semana que ayudó a lanzar su regreso. Ninguno de los dos está jugando este año. La razón: el nuevo calendario de la gira.

Durante varios años, el Honda llegó una semana antes del evento de WGC en Doral, un recorrido de 85 millas por la I-95 desde PGA National. Hace tres años, ese evento se mudó a la Ciudad de México porque la gira necesitaba un nuevo patrocinador principal. Eso hizo que la logística fuera más difícil, pero probablemente dañó el evento en Tampa, la semana DESPUÉS de México, más de lo que perjudicó al Honda.

Luego vinieron los cambios de calendario que se pusieron en marcha esta temporada. Primero, la gira llevó a México la semana ANTES del Honda, porque lógicamente los jugadores hacen el cambió de la costa oeste en Los Ángeles y viajan desde allí a Ciudad de México. Eso creó algunos problemas. Igualmente impactante fue el regreso del Players Championship a marzo, dos semanas después del Honda.

“El cambio a México no ayudó, pero lo que realmente me dolió fue que el cambio a México y el Players volviendo a marzo”, dijo Kennerly. “Con el calendario apretado este año, verán muchos buenos eventos superpuestos entre sí. Llegamos justo en medio de una campaña de siete semanas que incluye a San Diego [en un campo del US Open], Pebble Beach [el campo de este año para el US Open], Riviera, un evento de WGC, nosotros, Bay Hill y el Players. Esos son todos los eventos que les gusta jugar a los jugadores estrella. Pero no pueden jugarlos todos. Tienen que tomarse un descanso en alguna parte”.

Es por eso que McIlroy y Woods no están aquí. Ambos jugaron en Riviera (que ahora está auspiciado por la fundación de Woods) y en México, y jugarán en Bay Hill: Woods ha ganado allí ocho veces y McIlroy es el campeón defensor, y luego el Players. Algo tuvo que caer por la grieta. Fue el Honda.

Kennerly sabía hace varias semanas que McIlroy no iba a jugar; él y su agente, Sean O’Flaherty, le hicieron saber que, aunque Honda es un juego en casa para él, había decidido tomarse la semana libre. Pero Kennerly no supo con seguridad hasta la semana pasada que Woods se bajaría.

“Steiny [el agente de Woods, Mark Steinberg] seguía diciéndome que Tiger estaba con molestias físicas”, dijo Kennerly. “Yo le creo. Pero, la verdad es que, una vez que entró a México, supe que no iba a venir aquí. No iba a jugar cinco en fila”.

Y, aunque esas dos ausencias son las que más molestan a Kennerly, no son las únicas. El campeón de Masters Patrick Reed; Keegan Bradley, campeón de la PGA 2011; el campeón del Abierto Británico 2010 Louis Oosthuizen y Ryder Cuppers Tommy Fleetwood, Ian Poulter, Rafael Cabrera-Bello y Brandt Snedeker están entre los que jugaron el año pasado y no jugarán este año. Phil Mickelson también ha jugado en el pasado, pero no está aquí esta semana.

Eso no significa que no haya estrellas en el field: Justin Thomas (el campeón defensor); Brooks Koepka; Sergio García; Rickie Fowler; y Ernie Els estarán todos jugando. En total hay 16  campeones de Majors en el campo.

Pero los números no mienten: solo tres del top 10 actual, y tres del top 20 en el ranking mundial (Thomas, Koepka y Fowler) están en el field. Peor que eso es la falta de profundidad: seis de los 25 primeros están aquí y 12 de los 50 mejores. Hace un año, ingresaron 10 de los 25 primeros y 19 de los 50 mejores. Y ese número no cuenta a Woods, que no estaba entre los 50 mejores en ese momento. Hace tan solo cinco años, los ocho mejores jugadores del mundo jugaban aquí.

Durante años, el Honda fue un evento del PGA Tour sin hogar. Se jugó en cuatro campos diferentes en el sur de la Florida entre 1984 y 2006 antes de establecerse en PGA National en 2007. Con el apoyo de Jack Nicklaus, un campo respetado y una mejor fecha, los fields mejoraron constantemente. Kennerly trabajó arduamente para que la semana la gente de la comunidad esperara con ansias todo tipo de eventos en torno al torneo real.

“Es como las vacaciones de primavera para adultos”, dijo. “Todos aparecen para ver a sus amigos cada año”.

El verano pasado, los greens fueron renovados para asegurar que permanezcan puros y suaves. Kennerly ha escuchado algunas quejas sobre el campo como “demasiado difícil”. PGA National es uno de los campos más difíciles de la gira, Thomas y Luke List jugaron ocho bajo el par el año pasado, pero a la mayoría de los jugadores les gusta y respetan el campo de golf.

“No tiene nada que ver con que el campo de golf sea demasiado difícil”, dijo Kennerly. “Esto es todo sobre el calendario. Mira, sé que hacer el calendario no es fácil y la gira hace lo mejor que puede para todos. Pero esta es una preocupación en el futuro. Claramente, el calendario no va a cambiar el próximo año, pero 2021 es un año muy importante para nosotros porque el contrato con Honda se termina después de ese torneo “.

Honda es el patrocinador titular más antiguo de la gira, ahora en su 38º año. La gira ha perdido a varios patrocinadores de larga data en los últimos años y probablemente sería difícil reemplazar al Honda, especialmente con el calendario actual.

Riviera y Bay Hill, con Woods y la Fundación Arnold Palmer como anfitriones, han recibido el estatus de “mejorado” por la gira, lo que significa que sus bolsas han aumentado y el ganador obtiene una exención de tres años en lugar de dos. México es una bolsa de más de $ 10 millones de dólares sin corte. La mayoría de los jugadores consideran al Players como el más importante del calendario después de los Majors. Justo en medio de todo eso está el Honda.

Kennerly dice que planea sentarse con los representantes de la gira una vez que finalice el evento de esta semana. “Sé que la gira tiene mucha gente en el oído”, dijo. “Pero también creo que el Honda merece una fecha que nos dé la mejor oportunidad de tener el mejor field posible. En este momento, estamos en un lugar difícil”.

Kennerly sabe que es afortunado de que Thomas, Koepka y Fowler, los tres mejores jugadores en el field, vivan a 10 minutos del campo. Pero eso no anula sus preocupaciones a largo plazo.

“No quiero quejarme por quejarme”, dijo. “Pero no soy el único, de ninguna manera, que piensa que merecemos algo mejor”.