Instrucción Hace 2 años

No se quede mirando al green o al putter. Todos saben que falló el golpe

putt, green, corto, fallo, errorTodos lo hemos hecho. Usted trata de darle un poco más de impulso a ese putt largo y la cabeza del putter pega contra la superficie detrás de la pelota y la envía hasta mitad de camino al hoyo. Usted mira el green, examina el putter, mueve la cabeza de un lado para el otro. Pero todos saben… falló el golpe.
Por lo general este golpe es el resultado de un backswing muy corto, el cual lo obliga a acelerar realmente la cabeza del putter a través. Esto cambia el ritmo y la presión del grip. Miren a Jason Day y Jordan Spieth: ellos llevan el putter hacia atrás con un ritmo constante y con suficiente longitud para la distancia del putt. Pasado el impacto el golpe es firme, no suelto. La muñeca izquierda está alineada con la vara del putter.
El movimiento clave es una transición desacelerada entre la ida hacia atrás hasta pasar a través. No hay explosión de velocidad ante la pelota. Y asegúrese de no mover la cabeza del palo hacia adentro o hacia afuera cuando comience el golpe hacia adelante. Redirigir el palo puede ser la causa de que le pegue al pasto antes que a la pelota. El recorrido ideal es levemente hacia adentro al ir hacia atrás, luego a lo largo de la línea a través del impacto y levemente hacia adentro una vez más.

Rick Smith es profesional instructor de Golf Digest.

COMO LIBERARSE DE LA CALAMIDAD EN EL PUTTING
Primero, si falla el golpe, trate de no avergonzarse demasiado. No pasa tan seguido así que ríase y olvídese. Le aseguro que los golfistas no están pensando todas esas cosas que están pasando por su mente.
Segundo, confíe en el diseño de su putter y en que la gravedad está a su favor. Simplemente haga un golpe como si estuviera lanzando una pelota desde abajo – suave y sin fuerza, hacia atrás y a través. Haga eso y tendrá suficiente longitud yendo hacia atrás y generará potencia para que el putt llegue al hoyo. No tendrá que rectificar al volver.
Tercero, desarrolle una buena rutina previa al golpe y haga de ella algo más importante que el resultado del putt. No me preocupa qué es lo que hace en su rutina, pero asegúrese de que sea lo suficientemente fácil para hacer lo mismo una y otra vez.
Lo último a tener en cuenta es no hacer esto en los putts cortos. Muchos jugadores hacen rodar un putt hasta dejarla dada y luego le pegan descuidadamente. Usted tiene que mantenerse enfocado. No pegue sin pensar ni el más corto de los putts, a menos que no le importe fallar los que debería haber embocado. Mi experiencia me dice que es más fácil trabajar en mantener la compostura que acostumbrarse a fallar putts cortos.
—BOB ROTELLA, PH.D.

Lea también: ¿Cómo se falla un fairway por más de 50 yardas? Así.