Instrucción Hace 3 años

A veces un bunker puede ser su amigo, por Jack Nicklaus

Cuando yo diseño un hoyo, mi objetivo es proporcionarles a los golfistas de todas las destrezas una manera para jugarlo. Por lo general trato de presentarles tres opciones bien diferentes para el golpe de salida, escalando en dificultad. Si puedo lograrlo, creo que tengo a casi todos cubiertos.

NicklausLo más importante es reconocer el camino a lo largo de un hoyo que más se adapte a su juego. El jugador perceptivo aprende a identificar todas las opciones. De ese modo, si se encuentra frente a un cambio de clima o circunstancias, estará listo para aprovechar la oportunidad de jugar más agresivamente – o ser más conservador, si así lo demanda la situación.

Tomemos el par 4, hoyo 18 de Loxahatchee Club (ilustrado) en Jupiter, Florida. Es una cancha que diseñé en 1984 y renové en 2016. El viento prevaleciente es en contra. Esto establece tres posiciones básicas que pueden conseguirse con un drive sólido, dependiendo de su potencia. Sin embargo, si el viento pasa a estar a favor, como lo hace frecuentemente durante los meses de invierno, tenga presente avanzar una posición. Es su oportunidad de jugar el hoyo como un pegador fuerte.

HANDICAP 0 A 5
Acá es donde muchos de los hándicaps bajos están mirando. Pegarle por la izquierda significa coquetear con el agua. Pero el hoyo dobla hacia allí, así que eso marca el camino más corto al green. También, este fairway corre un poco más rápido por este lado, lo cual hace que las agallas sean mejor recompensadas. Si tiene confianza con su driver y siente que necesita un birdie, inténtelo. A favor del viento, sea consciente que un drive largo puede hacer que se moje.

HANDICAP 6 A 15
No todos los handicaps medios tienen el mismo conjunto de habilidades, pero generalmente es aquí donde todos deberían apuntar. Es la porción más ancha del fairway, además de que buscar el lado derecho limita la exposición al agua. Es mejor para un golpe desviado encontrar un bunker que mojarse. Es cierto, al cambiar el objetivo aquí estará dejándose un approach más largo, pero existe una zona a la derecha del green donde puede fallar si está pegando un híbrido o hierro largo al green.

HANDICAP 16 O MÁS
Mire la tarjeta. Este hoyo está calificado como el sexto hoyo más difícil de la cancha. Si soy un handicap alto, eso me dice que no estoy obligado a hacer par. Es momento de averiguar cómo irse del hoyo con nada más alto que un 5, incluso hasta tener un putt accesible para 4. Apuntar muy a la derecha alarga tanto el hoyo que hasta podría complicarle llegar al green en tres golpes, pero debería mantener su pelota seca. Y no se asuste por los bunkers; están allí para evitar que un slice se deslice hasta fuera de límites sobre la derecha. Aún cuando alcance la arena, podrá ingeniárselas para llegar al green en tres.


PACIENCIA EN PEBBLE
Este hoyo me recuerda al 18 de Pebbe Beach, si bien ese es un par 5. Ambos son doglegs que se envuelven alrededor de hazards desde donde no hay recuperación. En muy pocas ocasiones enfrentaba el océano con mi golpe de salida o con mi segundo golpe en Pebble. Por lo general jugaba hierro 1, hierro 1 y luego un wedge al green. Esa estrategia me funcionó. Gané el U.S. Amateur en esa cancha en 1961 y el U.S. Open en 1972.Nicklaus