Equipamiento Hace 2 años

Rompiendo algunos mitos sobre equipamiento

mitosEl hoyo 19 es un patio lleno de leyendas, cuentos y mitos sobre equipamientos, desde lo básico (¿Estará en condiciones la pelota que encontré en la laguna?) a lo prosaico (¿Qué pasa si le pongo vaselina a la cara de mi driver?). Les pedimos a varios expertos que abordaran algunos de los más interesantes y perdurables. Sepa que hemos arruinado sus mitos.

1- ¿CUÁNTO TIEMPO DURA UNA PELOTA DE GOLF SI NO LA PIERDO?
La mayoría de las pelotas de golf no permanecen cerca nuestro como para que importe, ¿pero qué pasaría si jugara la misma durante 10 vueltas? ¿Los rasguños y los hachazos harían que rinda peor? Dean Snell, un ex diseñador de pelotas en Titleist y TaylorMade quien ahora dirige Snell Golf, dice que tiene que pegarle a una pelota premium al menos 100 veces con un driver – a velocidades de swing del tour – para ver que se rompa la cobertura. La mayoría de las pelotas, dice, sobrevivirán más de 250 impactos antes de sufrir cualquier deterioro. Los rasguños no son gran cosas si no se han cortado los hoyuelos (dimples). La temperatura y el agua son enemigos más importantes. Por debajo de cero o por arriba de 37 grados, los polímeros que conforman las capas se endurecen o ablandan, afectando tanto la velocidad de la pelota como la tasa de efecto. No es gran idea jugar pelotas que encuentra en el agua: “El agua puede filtrarse dentro del núcleo, y eso cuesta distancia y velocidad,” dice Snell. “La velocidad disminuye después de 48 horas en el agua, pero la pelota realmente pierde velocidad después de dos o tres semanas en el agua.” ¿Las condiciones perfectas para el rendimiento de una pelota? Piense en San Diego, seco y con 21 grados.

2- ¿CÓMO AFECTA MIS DISTANCIA EL CALOR/FRÍO/ALTITUD?
Si usted no está jugando en un día de 21 grados sin viento, probablemente esté perdiendo o ganando algo en sus distancias “preestablecidas.” Los muchachos de TrackMan han usado su sistema de radar para medir miles de golpes en diversas condiciones. La temperatura afecta más a su juego de lo que usted piensa. El hierro 6 promedio vuela ocho yardas más con 37 grados que en 4,5 grados. En cuanto a la altitud, los jugadores con velocidades promedio de swing ganan un 6 por ciento a 1500 metros – un poco menos con los palos de trayectoria baja como una madera de fairway o híbrido. Lo cual significa que debería jugar un palo menos en Denver.

3- ¿LOS PALOS SE DESGASTAN?
A menos que usted sea un jugador del tour que pega miles de pelotas en el mismo lugar de la cara de los hierros, los avances en tecnología ocurrirán antes de que un jugador promedio pueda gastar a la mayoría de los palos hasta dejarlos inservibles. “Si está jugando con palos de acero inoxidable fundido, le llevará por siempre gastar esas caras,” dice Kirk Oguri del Pete’s Golf Shop en Mineola, Nueva York, uno de los 100 mejores acondicionadores de palos de Golf Digest. “Las maderas metálicas pueden rajarse en casos excepcionales, pero no se desgastan o debilitan.” Dos lugares donde se puede ver deterioro son en las varas y en los wedges. “Las varas de acero pueden doblarse con el tiempo debido al uso excesivo, especialmente desde las alfombras de las gateras,” dice Oguri. “Y si practica mucho con sus wedges desgastará las estrías. Hay que reemplazarlos cada dos años.” Una cosa más: el clima frío no dañará sus palos, pero un calor excesivo – como dejarlos en el baúl del auto durante el verano – puede debilitar el epoxi que mantiene a las varas y las caras juntas.

4- ¿CÓMO SE COMPARAN LAS PELOTAS DEL DRIVING RANGE CON LAS QUE JUEGO NORMALMENTE?
Usted acaba de hacer el mejor swing de su carrera con su hierro 7 y sobrevoló el cartel de las 150 yardas en el range. ¿Cuán orgulloso debería sentirse? Bueno, depende de cuál pelota haya agarrado del balde. En una prueba de 2014, probamos 20 pelotas de distintos driving ranges y las comparamos con un lote de Titleist Pro V1 usando un robot de swing. En un promedio de velocidad de swing de hierro 7 de un aficionado a 128 kilómetros por hora, las Pro-V1 volaron entre 147 y 152 yardas. Las pelotas del range tuvieron una mayor variación de distancia – 138 a 168 yardas. ¿La moraleja de la historia? Usar pelotas del range para calibrar su distancia es una mala idea.

5- ¿CUÁNTA DISTANCIA ESTOY PERDIENDO CUANDO FALLO EL CENTRO DE LA CARA?
Se han impartido millones de clases sobre cómo aumentar la velocidad de la cabeza del palo, pero enfocarse en la velocidad desestima una pieza gigante del rompecabezas de la distancia: acertar el “sweet spot.” Le pedimos al científico de golf (e ingeniero retirado de Bell Labs) Dave Tutelman que calculara el impacto de los golpes fuera del centro. Su respuesta gira alrededor del “factor smash” – el rendimiento relativo de la pelota, dependiendo de en qué parte de la cara le haya pegado. Un jugador del tour pega en el sweet spot muchas veces, y su factor smash (velocidad de la pelota dividido por la velocidad de la cabeza del palo) se acerca a 1,48, pero un 20 de handicap hace contacto por todas partes de la cara – y está por lo general debajo de 1,30. Si ese 20 de handicap hace un swing con el driver de 160 kph, ese factor smash de 1,30 podría costare a él o ella 40 yardas. Otra forma de verlo: acertar el sweet spot es equivalente a ganar más de 19 kph de velocidad en la cabeza del palo.

6- ¿REALMENTE FUNCIONA EL TRUCO DE LA VASELINA SOBRE EL DRIVER?
¿Respuesta corta? Sí. Cualquier tipo de grasa aplicada en la cara (vaselina, protector solar, protector de labios, etc.) reducirá el efecto lateral que usted crea con un mal swing – lo que significa que la pelota no tomará tanta curva. También perderá backspin, lo cual puede ayudarlo o perjudicarlo dependiendo de sus características de lanzamiento. También es extremadamente ilegal hacerlo, así que guarde esos productos a base de petróleo para usted.