Destacado Hace 3 años

7 maneras sencillas de estar en forma para el golf

Si es del tipo de gente que usa el 1° de enero como plataforma para hacer mejoras en su vida, hay algunas cosas muy sencillas que podrá hacer para verse mejor, sentirse mejor y jugar mejor golf. No hay necesidad de verlas como propósitos para el año, son más vale pequeños ajustes. Considere estas sugerencias para el 2017.

1.- Tome mucha agua.

1
Los beneficios de salud por tomar agua van más allá de la regulación de la temperatura y el mejoramiento de las funciones corporales. Los dos beneficios más grandes son: 1) La pérdida de peso dado que tomar más agua reduce el apetito. 2) Optimización del sistema muscular, lo cual puede resultar en un swing más poderoso y fluido. También puede darle un estímulo a su resistencia. Basta de desmoronamientos en los hoyos finales.
EL AJUSTE: Tomar un mínimo de 2 litros de agua por día


2.- Caminar más (¡Incluso más que eso!)

2
Los beneficios son obvios, pero para el golf, vale la pena repetir que sentarse de forma prolongada a menudo lleva a problemas de espalda y de cadera, que pueden ser letales para el swing. Hay que conceder que algunos campos de golf prohíben caminar o están tan mal diseñados como para hacerlo, así que busque otros lugares para transitar a pie. Pasee por el barrio, vaya al shopping en un día de lluvia. Camine cuando pueda y donde pueda. Si tiene un smartphone o un medidor de fitness, monitoree sus pasos.
EL AJUSTE: De al menos 7 mil pasos por día.


3.-Suba su ritmo cardíaco.

3

La mayoría de los expertos en fitness de golf están de acuerdo en que un combinado de ejercicios de cardio de estado estacionario y de entrenamiento intermitente le van a servir de maravilla para cuando juegue. Probablemente piense que el beneficio más grande sea la quema de calorías o el aumento de la resistencia, sin embargo, el mejor argumento para el entrenamiento cardíaco consiste en que va a mejorar notablemente su capacidad para enfocarse en situaciones de estrés. Imagínese cuánto puede llegar a ayudarle cuando esté por cerrar un gran juego en el campo. Consulte con su médico antes de arrancar cualquier rutina de ejercicio fuerte. Cuando tenga su aprobación, su objetivo debería ser subir su ritmo cardíaco al menos un par de veces a la semana.
EL AJUSTE: Tres sesiones de 15 a 45 minutos de movimientos vigorosos por semana. Cuán fuertes dependerá de su edad y su estado físico.


4.- Tonifique sus glúteos.

4
Los músculos de las nalgas no solo son claves para la salud en general, pero también son fundamentales en el desarrollo de un swing poderoso y balanceado. Evitan que se mueva lateralmente, se deslice, y le dan una tonelada de energía que puede transferir al palo en el descenso al golpe. Cuando esté sentado, contráigalos frecuentemente durante el transcurso del día. Lo óptimo sería alternar las contracciones entre el lado izquierdo y el derecho. Otra cosa que puede hacer es subir por las escaleras cuando tenga la opción. Finalmente, en el gimnasio, las sentadillas búlgaras y el peso muerto rumano son indispensables en las rutinas. A eso además puede agregarle balanceo de pesas rusas.
EL AJUSTE: Apriete los músculos cuando se siente, use más las escaleras, y agregue ejercicios de glúteos en su rutina de ejercicios.


5.- Ejercite los tres planos de movimiento.

5

La mayoría de los que van al gimnasio trabajan el plano sagital, es decir hacen movimientos hacia adelante y atrás. Pero su cuerpo también fue diseñado para moverse tanto de forma lateral como rotacional. Muchas veces tiene que moverse en más de un mismo plano al mismo tiempo; esto es especialmente cierto en el swing en el golf. Su entrenamiento debería fomentar estos movimientos multiplano coordinados. Los saltos laterales, rotacionales, los lanzamientos de balón medicinal y las estocadas con rotación de torso son geniales.
EL AJUSTE: Ejercite más los planos laterales y rotacionales.


6.- Más masajes miofasciales.

6
¿A quién no le gusta un buen masaje fuerte? OK, cuando sus músculos estén duros, por ahí no se siente muy bien. Pero, un rodillo de espuma y otras herramientas de auto masaje (palos, pelotas, etcétera) son una inversión barata y genial para su cuerpo y su swing. Estos masajeadores hacen que sus músculos sean más flexibles, y eso se traduce en un rango mayor de movimiento en su swing. Va a poder moverse más rápido y más contundentemente, reduciendo el riesgo de lesiones. Enfóquese en la zona lumbar, las caderas, la zona cervical y las pantorrillas.
EL AJUSTE: Use un rodillo de espuma por 15 minutos unas dos o tres veces a la semana.


7.- Monitoree sus calorías.

7
Más allá de si necesita bajar de peso o no, monitorear lo que come y tome va a ayudarle enormemente en su nutrición. Pero, si está interesado en bajar unos kilos, prestarle atención a las calorías que consuma y limitarlas es una manera muy efectiva de bajar de peso sin sentir que está a dieta. Los beneficios en el golf incluyen menos presión sobre sus huesos, más energía y mejor movilidad.
EL AJUSTE: Descargue apps a tu smartphone del estilo de MyFitnessPal de Under Armour, y anote cuánto come y toma cada día. La app básica es gratis y suma las calorías mientras mantiene un registro de la cantidad de nutrientes en su cuerpo.