Recomendados Hace 2 años

El LAAC sigue siendo una cita esquiva para la Argentina

Panama City, Panama:pictured at the 2017 Latin America Amateur Championship at the Club de Golf de Panama during Round Four on January 15th . (Photo by Enrique Berardi/LAAC)

Panama City, Panama:pictured at the 2017 Latin America Amateur Championship at the Club de Golf de Panama during Round Four on January 15th . (Photo by Enrique Berardi/LAAC)

PANAMA CITY.- Transcurrieron ya tres realizaciones del Latin America Amateur Championship y tres ocasiones perdidas para que un aficionado albiceleste consiga el pasaje al Masters. En el Club de Golf de Panamá, la Argentina ubicó a cuatro argentinos en el top 20 del tablero final, pero ninguno pudo ingresar de lleno en la puja definitiva. A la hora de la verdad, terminó imponiéndose el chileno Tomás “Toto” Gana, que con un birdie superó a su compatriota Joaquín Niemann y al mexicano Alvaro Ortiz en el segundo hoyo del playoff, luego de que el trío igualara en 279 golpes (-1) al cabo de 72 hoyos. Así, Gana participará en el primer Major del año junto con los mejores del mundo, una experiencia única para un amateur. Con apenas 19 años secundará a Matías Domínguez, el chileno que había triunfado en el LAAC 2015, en Pilar Golf Club.

El mejor argentino fue Andrés Gallegos, que concluyó 8° con un total de 284 (+4). El chico de Lobos empleó una vuelta final en el par de la cancha (70): “Toqué bien en el green y varias pelotas mordieron el hoyo, pero no entraron. Igualmente estoy contento: siento que estoy a la altura del field de este torneo y sé que debo creer en mí para poder llegar al título. Esta actuación me da un impulso para lo que viene”.

Los antecedentes y la jerarquía individual daban a Alejandro Tosti como el principal candidato argentino en el LAAC. Sin embargo, el mal arranque del jueves –doble bogey, bogey y doble bogey en los tres primeros hoyos- le oscureció las ilusiones. Al menos, pudo enderezar su rendimiento en el fin de semana, que tuvo recorridos de 70 y 68 para ubicarse 12° y acumular 286 (+6). “Por momentos la mente me ganó con malas reacciones, pero rescato la actitud positiva pese a estar siempre lejos. Aprendí estrategias y ver en qué momento pegar ciertos tiros o hacer mejores elecciones. No puedo controlar el resultado, pero me voy satisfecho porque las dos últimas rondas fueron mucho mejores que las del jueves y viernes; me da energías para los torneos que se vienen en la Universidad de la Florida”.

Luego de firmar la tarjeta, el golfista surgido en el Club Mitre de Pérez se quedó charlando con algunos miembros del Augusta National vestidos con las clásicas chaquetas verdes, que fiscalizaban el certamen: “El LAAC es una cita realmente impresionante en el aspecto organizativo, se vuelca mucho esfuerzo y dinero para llevar a solo un amateur latino al Masters. Ojalá que en un futuro yo pueda estar jugando este grandioso major”.

Gastón Bertinotti (26° en el leaderboard, con +11 total) era otro de los créditos argentinos; de hecho se le había escurrido la chance en Casa de Campo 2016, en República Dominicana, después de arrancar puntero el domingo: “Mis tres LAAC fueron iguales, uno se va metiendo presión a medida que transcurren los días. Por ahí eso no es bueno, pero aparte me costó mucho la cancha desde el tee de salida”, reconoció.

Además, Matías Lezcano y Jesús Montenegro compartieron el puesto 16°, con 288 (+8) y Jaime López Rivarola ascendió hasta el 30° escalón, con 292 (+12).

En las próximas semanas vendrá un análisis más profundo de todo el cuerpo técnico argentino de la AAG, pero el head coach Juan Ignacio Gil trazó un primer balance: “Teniendo en cuenta que en este torneo lo que cuenta es ganar, realmente no se puede hacer un balance muy positivo. Pero si se observa que la Argentina fue el país que tuvo más jugadores en el top 20 en los tres LAAC, el proceso global sí es favorable”.

Gil se refirió también a bajar las expectativas de los chicos, con el objeto de enfocarse mejor en el torneo: “El premio es tan grande en el LAAC que hay que tratar de desinflarles el globo a los jugadores para quitarles la presión de llegar el Masters. Lógicamente, haremos un análisis para ver qué podemos cambiar o mejorar para preparar”.

El LAAC 2018 se disputará en el tradicional campo de Prince of Wales, en Santiago de Chile. Esa cancha se dará el lujo de recibir a su campeón en tierras panameñas. Tomás Gana ya empieza a sentir el aroma de las magnolias y azaleas del Augusta National, mientras que el grupo argentino deberá redoblar esfuerzos para conseguir la plaza en un torneo hasta ahora esquivo.