Instrucción Hace 1 mes

Juegue el chip con confianza

Si está en la primera posición en greens acertados en el LPGA Tour como lo hizo Jin Young Ko en 2018 tal vez no necesite pasar mucho tiempo practicando el chip. Desafortunadamente la mayoría de los aficionados aciertan menos de seis greens en los golpes reglamentarios en cada vuelta, por lo que tener una mejor destreza en el juego corto debería ser un punto focal de la práctica, dice Ko, la Novata del Año de la LPGA. “Los aficionados con los que suelo jugar no evalúan si una bola debe correr o si debe picar con suavidad”, dice. “Solo intentan dejarla en el green de cualquier manera posible”. Esa no es la manera de encarar esas situaciones, dice Jorge Parada, uno de los mejores instructores jóvenes de Golf Digest y director de instrucción en Liberty National Golf Club en Jersey City, N.J. Con la ayuda de la demostración de Ko, Parada le enseñará dos chips básicos que cubrirán la mayoría de los asientos que usted enfrenta alrededor de los greens. ¿La mejor parte? Los ajustes para ejecutar ambos son bastante simples. Continúe leyendo para ampliar sus opciones alrededor de los greens.

EL CHIP BAJO Y CORREDOR

PREPARE EL GOLPE FRENTE A LA BOLA

Cuando trate de hacer picar la bola sobre el green y hacerla correr, una gran falla es inclinar los hombros hacia atrás”, apunta Parada. “El hombro izquierdo se eleva y el pecho se inclina hacia atrás. Esto niega la posibilidad de ubicar la bola atrasada en el stance para pegarle más bajo. Y puede pegar papa”. En cambio, Parada dice que sienta como si el esternón y el mentón estuviera adelantados de la bola y el hombro izquierdo nivelado con el derecho en el address (arriba). Justo como Ko está mostrando aquí (derecha), evite que la parte superior del cuerpo se aleje del green mientras hace el swing.

EL CHIP ALTO Y SUAVE

MANTENGA LA VARA EN POSICIÓN VERTICAL

Un error al tratar de pegar un chip alto y suave es adelantar demasiado las manos. Eso hace que la bola salga más baja y fuerte”, explica Parada. En cambio, coloque la bola frente al pie delantero, ubique la vara de manera que apunte cerca del ombligo (izquierda), y no incline la vara hacia el green mientras hace el swing. “El pecho rota, las caderas están pasivas y la cabeza del palo pasa a las manos a través del impacto”, dice Parada. “Puede ser que Jin Young no juegue muchos chips durante una vuelta, pero ella sabe lo que está haciendo aquí”.