Instrucción Hace 2 años

Deje de pegar filazos, cargue su juego sobre los hombros

Los golpes bien pegados se sienten muy distintos a los fallados, está claro, ¿pero cuál exactamente es la causa de todos esos golpes filazos y pesados? Probablemente sean sus hombros.  Los golpes bien pegados se sienten muy distintos a los fallados, está claro, ¿pero cuál exactamente es la causa de todos esos golpes filazos y pesados? Probablemente sean sus hombros.
La inclinación de los hombros es la relación de la misma con el suelo. Mirando las ilustraciones arriba, si usted trazara una línea a través de la parte superior de mis hombros, es el ángulo relativo que se genera. A la izquierda, mis hombros están inclinados más hacia el suelo. A la derecha, están casi paralelos.

Ya sea que usted comience con una inclinación adecuada de los hombros y la pierda durante el swing o nunca la tuviera, esto dificulta mucho poder mantener la base del swing dentro de un rango consistente. Y cuando usted no puede establecer la base del swing de manera constante en el mismo lugar, le costará centrar la cara del palo rutinariamente en la parte posterior de la pelota y lanzar el golpe en una trayectoria ideal.

Para mejorar la inclinación, primero necesita un marco de referencia para establecer la sensación correcta. Párese en el stance y sostenga un palo cruzando el pecho con la punta del grip apuntando hacia el objetivo. Ahora imite un backswing. Cuando esté completamente girado, el grip debería estar en ángulo al suelo, no nivelado. Esa es una buena inclinación.
Como lo demuestran los datos (derecha), existe una diferencia significativa entre cuánto se inclinan los altos handicaps y lo que hacen los jugadores del tour. Es una de las relaciones más directas entre la posición del cuerpo y el score que hayamos medido entre los 90 millones de swings recolectados por GolfTEC.

En otras palabras, hacia donde vayan sus hombros, también lo hará su pelota y su handicap. Lo cual significa que necesita empezar a inclinarse.


INCLINADOS A JUGAR MEJOR
▶ Los aficionados con índices de handicap de 20 o más alto promedian 25 grados de inclinación en el tope del backswing. Los jugadores del tour se inclinan al menos un 40 por ciento. ¿Qué le dice esto a usted? Haga que el hombro delantero esté más abajo en el tope para conseguir un mejor contacto con la pelota.