Central Hace 3 semanas

Llegará pronto: un handicap que podrá usar en cualquier parte del mundo

handicap

Es una de las características más singulares y respetadas del golf: en cualquier vuelta, los golfistas de todo tipo de destreza pueden competir entre ellos usando un handicap. ▶ Pero tiene un defecto. Específicamente cuando no existe un único sistema para calcular los handicaps. La fórmula de la USGA es usada por la mayor cantidad de golfistas en el mundo (unos 10 millones entre los 16 millones que tienen handicap), pero coexiste con cinco sistemas más, ninguno de los cuales puede transferirse fácilmente. En Gran Bretaña e Irlanda tienen el sistema CONGU, el cual computa los handicaps de manera diferente y se basa en menor cantidad de rondas. En Europa usan una derivación del CONGU llamada EGA. Australia, Sudáfrica y Argentina usan sus propios sistemas similares al de la USGA.

Entonces llega el Sistema de Handicap Mundial (WHS), el resultado de seis años de discusiones y modelos matemáticos entre gurús de estadísticas que supervisan la fórmula. ¿El objetivo? Aclarar la confusión y crear un único Índice de Handicap que sea fácil de obtener y realmente transportable.

“Hemos escuchado sobre los desafíos [de sistemas múltiples] constantemente,” dice Steven Edmondson, el director de handicap y calificación de canchas de la USGA. “Finalmente todos decidimos que era hora. Era como que todos pensábamos, ‘¿No sería mejor para el golf tener un único sistema?’ ”

La buena noticia para los golfistas estadounidenses es que cuando el WHS se ponga en vigencia el 1ro de enero de 2020, se verá y sentirá muy parecido al sistema actual. La fórmula del WHS se basará en promedio, usando las últimas 20 rondas del jugador – si bien solo necesita tres para establecer un handicap – para calcular un Índice basado en sus mejores ocho. (El actual sistema de la USGA toma 10). La fórmula nueva usará la calificación y la calificación Slope de una cancha y continuará produciendo un Índice que se traducirá como “handicap de juego” para cada tee de salida en cada cancha. Una diferencia: estos handicaps de juego representarán el número de golpes que un jugador recibe en relación al par más que a la calificación de la cancha.

Quizás el ajuste más importante y diferente al sistema USGA es que el score más alto que un jugador puede tener para un hoyo es doble bogey neto, al margen de cual sea el Índice de handicap del jugador..

Edmondson dice que la mayoría de los jugadores con Índices USGA no verán cambios en sus números con la fórmula WHS. Seguirán habiendo handicaps más para los mejores jugadores y los golfistas scratch se mantendrán en la proximidad de un Índice de handicap 0. Lo que cambiará es la parte alta de la escala, con un Índice máximo de 54,0 para hombres y mujeres, bastante más que el 36,4 para los hombres y 40,4 para las mujeres según el sistema USGA.

“Nuestra investigación descubrió que algunas personas no querían sacar handicap porque pensaban que no eran lo suficientemente buenos,” dice Edmondson, destacando que solo 10 a 15 por ciento de los golfistas en los Estados Unidos tienen un handicap. “Esperamos que esto envíe el mensaje de que cualquiera puede tener uno.”

La computación moderna permitirá que los cálculos sean más intuitivos. Por ejemplo, los Índices de los jugadores se podrán actualizar diariamente en vez de cada dos semanas. Y la fórmula se ajustará dependiendo de cómo una cancha y las condiciones de juego afectan el score en los días que se coloca la pelota sobre el tee.

Para que las seis organizaciones llegaran al nuevo WHS cada una tuvo que conceder algo. La USGA acordó adherirse a un cambio en 2016 rechazando las vueltas de golfistas que jugaran solos como válidas para el handicap. Otros sistemas de handicap miraban con desdén dichas vueltas. Los golfistas CONGU y EGA, quienes tradicionalmente solo han contado los scores en torneos, ahora aceptarán otros tipos de vueltas. Algunos partidarios de los sistemas CONGU y EGA temían que el cambio significaría alzas y caídas abruptas en los handicaps, y la movida para aceptar nada más alto que un doble bogey neto en cualquier hoyo fue hecha para abordar esta preocupación.

Entre ahora y 2020, dice Edmondson, los oficiales usarán datos sobre scores verdaderos para ayudarse a refinar la fórmula final; y las organizaciones comenzarán a dictar cursos que ayuden a educar a los golfistas sobre los cambios que se llevarán a cabo.

“Ha sido un largo proceso,” dice Edmondson, “pero al final será algo que todos miraremos hacia atrás pensando que fue una buena decisión.”


AJUSTES PARA ESOS DÍAS “DIFÍCILES”
▶ ¿Alguna vez hizo un 84 que se sintió más como un 79? ¿O viceversa? El nuevo Sistema de Handicap Mundial busca plasmar esos días. Si el score promedio entregado en una cancha en cualquier día es inusual estadísticamente – alto o bajo – el algoritmo del WHS creará un ajuste de un día a la fórmula que usa para crear su handicap. Por ende usted podrá anotar un score que no es bueno según su estándar, pero si todos tuvieron problemas, digamos por mal clima, esa vuelta podría contar cuando le calculen el Índice de handicap.