Instrucción Hace 3 semanas

No necesita una bala de cañón para meter un putt largo y en subida


Ya sea que esté jugando un putt recto o con algo de caída, hay algo en los putts largos y en subida que afectan la mente del golfista. Les apuesto que cuando alguno de ustedes se para ante la pelota escuchan una voz en su interior que dice, Asegúrate de llegarla al hoyo. Y a continuación, ese movimiento generalmente tranquilo y suave con el putter se convierte en algo corto, errático y rápido. Un putt se detiene a tres metros del hoyo porque hubo mal contacto. El próximo se pasa hasta el fondo del green porque le pegó un palazo. Aún peor, la pelota nunca sale en la línea intencionada porque la cara está abierta o cerrada en el impacto como resultado de su swing laborioso. ¿Qué es lo que pasa? Usted está permitiendo que estos putts lo saquen de juego. Usted piensa que ellos requieren un golpe con mayor esfuerzo. No es así.

Todo lo que necesita para hacer subir ese putt por la loma es mayor velocidad de la pelota. Y no debería crear esa velocidad tomando el putter más fuerte y descargándolo en la parte posterior de la misma. Ese tipo de golpe dificulta mucho el control en la interacción entre el palo y la bola. En cambio, cree la velocidad necesaria adoptando una posición estable en el address – ensanchar un poco el stance ayuda – y haciendo un swing más largo (no más fuerte). Se sorprenderá por cuán lejos rodará la pelota si alarga el swing, pero pegando el putt con la misma fuerza que lo haría si tuviera un putt de 3 metros en una parte plana del green. Quiero que el ritmo del putter se sienta suave y sin apuro. No se preocupe, la pelota no se va a salir de su lugar si usted demora un poco más en pegarle.

Si todavía le cuesta el control de la distancia y está buscando esa cosa que lo ayude a producir un mejor putt, haga de cuenta que está pegando un draw. No es un chiste; si usted visualiza el swing que haría para pegar un draw, con el palo viniendo levemente desde adentro de la línea objetivo a medida que se acerca a la pelota, ejecutará un golpe que reduzca el backspin y que haga rodar la pelota muy bien. Solo asegúrese de que la cabeza del palo esté en escuadra a la línea de inicio para cuando llegue al impacto y permita que descargue a medida que golpea la pelota. Si usted mantiene la cara en escuadra lo más probable es que empuje el putt.

Una manera de producir este golpe tipo draw es haciendo una alteración más a su preparación del golpe: deje caer el hombro posterior (derecho para los diestros) de manera que esté un poco más abajo que el hombro de adelante. Esto agregará algo de inclinación lateral a su postura en el address y le brindará la sensación de estar mirando más sobre la línea objetivo. Es un atajo biomecánico para un recorrido chato de draw que le proporcionará mejor rodado a la pelota y la ayudará a alcanzar la taza sin tener que hacer fuerza.

TRILLIUM ROSE, uno de los Mejores Instructores Jóvenes de Golf Digest, tiene su base en el Woodmont Country Club en Rockville, Md. Shreveport, La.