Recomendados Hace 3 años

No se pase del hoyo, la vuelta puede ser cara

hoyoTodos lo hemos hecho: Queremos realmente tirar esos tres metros para llegar al birdie o al par, así que le damos un buen golpe. Pero pasa por al lado del hoyo y de repente tenemos más de un metro para volver, y nos quedamos cortos. Convertimos un buen hoyo en tres tiros. Nos vamos del green pensando “¡que idiota!”

Para prevenirlo, piense en la manera que lo hacen los jugadores de putt de greens rápidos como Ben Crenshaw y Jack Nicklaus. Tratan de rodar la pelota a la distancia correcta, lo cual en efecto hace que el hoyo sea más ancho (eso ayuda a meter más putts). Ayuda a que no se conviertan en tres tiros. No creo que tratar de rodar la pelota a esa velocidad la mande 30 o 60 centímetros más allá del hoyo. Muchos de los golfistas que tratan de hacer esto le pegan más lejos.

Cuando va cuesta abajo, es más fácil pasarse del hoyo claramente. Yo me imagino otro hoyo a dos tercios del camino al hoyo. Entonces, me imagino en rodar la pelota a la velocidad correcta hacia el hoyo imaginario. Rueda y a menudo se cae en el hoyo real. En los putts cuesta arriba, hago lo contrario, trato de mirar más lejos del hoyo. Un ejercicio para hacer: Ponga dos tees directamente en frente al hoyo a una pulgada de distancia. Practique tirar putts en la velocidad correcta. Note como algunas de las pelotas tocan la parte de afuera de cada tee y caer por el costado del hoyo. Esto demuestra que no hay que tirar hacia el centro para que entre, conforme la pelota esté rodando a la velocidad correcta.

HAGA LOS PUTTS CON EL CORAZÓN FRÍO
A veces, cuando uno siente la necesidad de realmente hacer el putt, puede tener las mejores intenciones pero se pierde entre las emociones. Haga autocríticas, trate de reemplazar la emoción con la objetividad, como si estuviera hecho por una computadora. En vez de decir, ‘si hago este putt, me pongo dos arriba en mi partido y se lo puedo contar a mis amigos en el bar’, debería pensar: ‘son tres metros, cuesta abajo, tirando hacia la izquierda’. Haga un putt sólido.

—Morris Pickens, Ph.D.

EL QUE HUNDIÓ A CINK
En el U.S. Open de 2001 en Southern Hills, Stewark Cink y Retief Goosen llegaron empatados al hoyo 72, con Mark Brooks atrás por un tiro. Cink tenía 4.5 metros para llegar al par, Goosen, unos 3 metros para birdie. Pensando que necesitaba hacer ese putt, Cink siguió de largo. Y erró el de vuelta. Sorprendentemente, Goosen después hizo lo mismo, pero lo compensó al ganarle el playoff a Brooks.