Instrucción Hace 6 meses

El éxito comienza sobre los greens, por Jessica Korda

Korda

Cambié mucho durante la pre temporada – y no solo por la cirugía que me dejó 27 tornillos en mi mandíbula para corregir una sobremordida vertical. También mejoré mi putting.
Las dos cosas principales en las que me enfoqué fueron una mejor postura y practicar con mayor propósito. En el caso de la postura, el objetivo debería ser crear un stance que brinde la mayor estabilidad posible durante el golpe. Si está estable sobre la pelota, puede pegar todos sus putts con una cara encuadrada a la línea del putt. Una manera de mejorar la estabilidad es siguiendo este principio: Coloque los ojos sobre la pelota. Eso significa pararse más cerca de ella. La clave está en inclinarse desde la cintura, no solo encorvar el cuello y hombros. Necesita que la columna se mantenga bastante erguida.

Cuando practique, trate de imitar lo que siente cuando está en la cancha. Muchos aficionados piensan que la práctica es llegar al green y embocar la mayor cantidad de putts desde un mismo lugar. Pero cuando está en la cancha nunca va a tener el mismo putt dos veces. Ese es el motivo por el cual debería variar la distancia y ubicación de sus putts de práctica.
Hay muchas maneras de mejorar la práctica del putt. Uno de mis ejercicios favoritos es este: agarre ocho tees y clávelos en el green alrededor de un hoyo. Alterne los tees a metro y medio y dos metros de la taza. Comience con un putt de metro y medio y haga el círculo según las agujas del reloj. Una vez que puede completar el círculo sin fallar desde ninguno de los tees, vuelve a dar vuelta por el mismo pero en el sentido contrario. Emboque otra vez los ocho putts y habrá terminad. Eso es lo que quiero decir con practicar con un propósito.

Si tiene dudas de si es efectivo, recuerde que logré el récord de un torneo con 25 bajo el par en el LPGA Thailand en febrero. En la segunda vuelta hice 62 con 21 putts.

Jessica Korda ganó cinco veces en el LPGA Tour.