Instrucción Hace 2 años

Dos golpes hábiles que mantendrán a flote su vuelta, por Jordan Spieth

Jordan

Usted está jugando bien y de repente las ruedas se pinchan. Pega algunos golpes desviados y se toma tres putts una o dos veces, y de repente siente que otro error terminará con su vuelta. Puede decirse a sí mismo que lo tome con calma, pero en estas situaciones usted puede controlar su mente solo hasta cierto punto. Algunos golpes, como las recuperaciones muy difíciles alrededor del green, agregan tensión. Usted necesita tomar el control, tratar de entusiasmarse con la idea de jugar el golpe perfecto. Dos embocadas de afuera que me llevaron a la victoria este verano – desde atrás del green del 10 en Royal Birkdale en el Open Championship y desde el bunker de adelante en el primer hoyo de playoff en el Travelers – son ocasiones en las que logré hacerlo.

Cuando mis opciones son limitadas por lo general estoy pegando un lob wedge. Lo que ayuda a mi consistencia es que pego los golpes globos de manera muy similar a cómo ejecuto un golpe estándar desde el bunker. Abro la cara del palo y corto a través de la pelota con muñecas flojas y rápidas que le permite a la cabeza del palo deslizarse más allá de mis manos. Los mejores jugadores de bunker tienen varios golpes que son su especialidad, pero dominar apenas dos derivaciones de su swing de bunker estándar lo ayudará mucho. Yo le recomiendo el “pesado y rodado” y el “pellizco-efecto.” Practique ambos para incorporar la garra de dejarla cerca cuando lo necesite. Pueden salvarle el día.


Jordan

PEGUE EL “PESADO Y RODADO” PARA CONSEGUIR ALTURA
Existen dos factores que determinan cómo ejecuta cualquier golpe desde un bunker alrededor del green: la velocidad del swing y dónde ingresa la cabeza del palo en la arena. Para un golpe pesado y rodado, la cabeza del palo debería golpear la arena tan atrás de la pelota (unos cinco a siete y medio centímetros) que no tenga ninguna posibilidad de pegar un filazo. Necesita agarrar mucha arena con mucha velocidad. Los momentos ideales para este golpe son cuando la pelota está en una subida o enterrada en la arena. La pelota puede saltar hacia arriba sin efecto y caer hacia adelante con la caída del green, como un putt. En la preparación del golpe, inclínese hacia el pie delantero para que la distribución del peso esté pareja con la pendiente. Al igual que con un golpe normal de bunker, párese un tanto abierto y haga el swing a lo largo de la línea de los pies. Pegue fuerte con un movimiento impulsado hacia abajo. La pendiente buscará detener el impulso del palo, pero no se lo permita. Haga una explosión a través con hombros y brazos fuertes.


“NADA VUELVE A ENCAUSAR UNA VUELTA COMO UNA GRAN SALVADA DESDE EL BUNKER.”


Jordan

JUEGUE EL “PELLIZCO-EFECTO” PARA QUE MUERDA
Este es un golpe picante. El riesgo de darle un filazo que se vuele el green es alto, así que verá que hasta los pros lo piensan bastante. Si realmente quiere jugarlo, es imperioso que golpee la arena terroríficamente cerca del borde posterior de la pelota, tal vez menos de un centímetro atrás. Usted debe pegar un latigazo con la cara del palo a través con mucha velocidad, si bien aquí diría que ha generado más con las manos que con los músculos grandes. Este golpe es útil en cualquier stance pero suele ser más necesario cuando está en bajada dentro del bunker. A pesar de que el terreno caiga frente a usted, necesita encontrar una manera de que la pelota salga vibrando y se frente cuando golpee el green. Para centrarse sobre la pelota como un tiro normal de bunker, probablemente necesite pararse ancho y bajar el hombro delantero. Mantenga la cabeza del palo en movimiento baja y rápida a lo largo de la superficie después del impacto. Y luego exhale.
Jordan Spieth escribe artículos de instrucción exclusivamente para Golf Digest.