Recomendados Hace 2 años

El juego corto de este golfista neoyorquino es mejor que el suyo

Si es un entusiasta ávido del golf, la ciudad de Nueva York es el lugar menos probable en el que quisiera vivir. Mientras que hay varias canchas de golf a poca distancia de Manhattan, cargar tus palos por las calles y subtes congestionados puede convertirse en una tarea muy pesada. También están los Chelsea Piers, si estás dispuesto a pagar U$25 por 90 pelotas y esperar un lugar en el driving para poder pegarle.

Sin embargo, unos pocos selectos, dedicados encuentran la manera de hacer que funcione, incluyendo este tipo, quien fue descubierto practicando desde su azotea por su vecino:

Y la gente se pregunta cómo uno mantiene su juego de golf afilado en Nueva York. Este tipo en la azotea junto a mi no va a dejar que el hecho de vivir en la ciudad le afecte su juego corto.

Esta es la manera de mantener su juego afilado en la Gran Manzana sin tener que irte del edificio donde vive. Hasta tiene un cuadradito de césped para el tee. Muy, muy impresionante por parte de este residente neoyorquino. Un fuerte aplauso para usted, amigo.